sábado, 22 enero 2022
18:58
, última actualización

¿Qué es la listeriosis y cuáles son sus síntomas?

Se han detectado 80 casos de listeriosis en Andalucía por el consumo de un de carne mechada. Estos son sus síntomas y los alimentos que mayor riesgo presentan.

19 ago 2019 / 13:05 h - Actualizado: 19 ago 2019 / 13:12 h.
"Ciudadanos","Consumo","Aborto","Brote de listeriosis"
  • ¿Qué es la listeriosis y cuáles son sus síntomas?

Un brote de listeriosis ha afectado al menos a 80 personas en Andalucía por el consumo de un producto de carne mechada, de las cuales 56 permanecen hospitalizadas hasta la mañana de este lunes, cuatro de ellas en la UCI. Además, se investiga la pérdida de un bebé en el tercer trimestre de gestación, en cuya placenta se halló listeriosis.

Se trata de una infección causada por la bacteria 'Listeria monocytogenes' que se contrae por consumir alimentos contaminados, según informa la Junta de Andalucía en un comunicado. Son grupos de riesgo las embarazadas, los bebés recién nacidos, las personas mayores y aquellas con el sistema inmunitario debilitado.

En general, la listeriosis suele cursar con fiebre y diarrea, pero en las mujeres gestantes puede causar una afección grave que afecte al feto y puede llegar a provocar un aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro, o infecciones potencialmente mortales en el recién nacido, según los Centros de Control de Enfermedades (CDC).

Los síntomas normalmente se presentan entre una y cuatro semanas después de haber ingerido el alimento contaminado, aunque en algunos casos la infección puede no mostrar síntomas hasta 70 días después de la exposición. No obstante, precisa la Consejería de Salud andaluza, también hay casos en que los síntomas aparecen el mismo día de la exposición.

Los síntomas que puede causar la enfermedad son fiebre, dolores musculares, vómitos o diarreas, rigidez de cuello, confusión y debilidad. La Consejería ha pedido a los ciudadanos con cuadros sintomáticos como este que se dirijan a su centro de salud o a las Urgencias más cercanas.

Este problema afecta especialmente a los alimentos que se comen sin cocción adicional, como aquellos refrigerados que se venden listos para consumir.

Así, las personas en riesgo deben evitar el consumo de quesos blandos (como camembert y brie), así como de otros alimentos refrigerados listos para consumir, a menos que se calienten hasta una temperatura interna de 73,9ºC o hasta hervir.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla