Menú

¿Hay motivo para otro 4 D?

04 dic 2016 / 08:00 h - Actualizado: 04 dic 2016 / 16:59 h.
"Temas de portada","4D: Autonomía andaluza","José Rodríguez de la Borbolla","Manuel Clavero Arévalo"

Plataformas andalucistas, Podemos e IU –con sus corrientes internas– salen hoy a la calle para reclamar una «autonomía y soberanía» que consideran se queda corta y que mantiene a la comunidad en la cola del desarrollo tras 39 años. Quienes entonces pelearon para que Andalucía no fuera menos que otros territorios y quienes diseñaron la autonomía andaluza no coinciden en el diagnóstico. Tampoco ven que pese al debate abierto sobre la reforma constitucional y las tensiones soberanistas, la amenaza sea tal que justifique alzar la voz como en 1977.


MANUEL CLAVERO. Exministro para las Regiones de UCD
«Si se reforma la Constitución nos jugamos todo pero el debate aún no ha empezado»
El exministro de UCD Manuel Clavero Arévalo, que se enfrentó a la idea de su partido de diferenciar en la Constitución entre comunidades de primera y de segunda (reservando un estatus especial para Cataluña, País Vasco y Galicia), considera que ante el debate abierto sobre la reforma de la Constitución «si se cambia el Título VIII nos jugamos todo». Ahí se define la organización territorial del Estado en comunidades autónomas sin privilegios entre unas y otras y con su reforma «hay ese peligro» de romper la igualdad.

Pero a su juicio, «todavía no existe una amenaza inmediata» porque «el debate territorial todavía no ha empezado». Por ello cuestiona que sea «ahora el momento oportuno» para movilizarse en vez de «cuando se vaya acercando el momento de la reforma». Una movilización que, en ese caso, defiende que «debería ser lo más amplia y numerosa posible» al considerar que el éxito de la de 1977 radicó en que fue convocada por todos los partidos. Tampoco considera que actualmente Andalucía tenga más techo competencial que reclamar pues en la reforma del Estatuto de 2007 «no quedamos por detrás de las demás comunidades, incluso incluimos cosas que no estaban en el Estatut catalán».


JOSÉ RODRÍGUEZ DE LA BORBOLLA. Expresidente andaluz y uno de los padres del Estatuto de 1981
«Se está haciendo trampas con el Estado de las autonomías que fue un consenso de todos»
El expresidente de la Junta y uno de los redactores del Estatuto de Autonomía de 1981, José Rodríguez de la Borbolla, defiende que la movilización de 1977 y la autonomía que se construyó y desarrolló fue fruto del «consenso de todos». A su juicio, «el problema es que aquí se está haciendo trampas con la verdad del Estado de las autonomías, que fue el resultado del acuerdo constitucional que permitía ese modelo y fue desarrollado con el consenso de todos». Recuerda que «los nacionalistas catalanes y vascos votaron a favor del Estatuto de Andalucía y de todos» y denuncia que «ahora los catalanes quieren romper ese consenso».

Sin embargo, los convocantes de la marcha de hoy, como Podemos e IU, también apoyan el derecho de autodeterminación y han cogido la bandera de reclamar más autonomía para Andalucía. «Cada uno es dueño de coger la bandera que quiera pero puede que al mirar atrás vea que se ha quedado solo con la bandera», señala Borbolla, para quien las nuevas fuerzas políticas «hablan a las tripas de la gente con cuestiones instantáneas y eso tiene el recorrido que tiene».

A su juicio, «en el fondo, el modelo es el mismo, el federal, que es que defiende el PSOE, pero hay dos formas de expresar las cosas con distinta retórica». ¿Y no habla también el PSOE a las tripas de los andaluces para azularlos contra la derecha o lanzar avisos ante el debate territorial? «El PSOE no, determinados protagonistas», matiza.


CARLOS ROSADO. Ponente del primer Estatuto de Autonomía
«Mientras la Junta tenga claro que no aceptará que otros tengan más techo no veo peligro»
Carlos Rosado hace años que cambió la política –fue uno de los padres del Estatuto de 1981 por UCD– por la promoción a través del cine (preside la Spain Film Comission). Su primera reflexión ante la convocatoria de hoy es que «para cualquier reivindicación para Andalucía, su fecha es el 28F porque esa es la referencia histórica que acordamos».

No obstante, admite que el 4D de 1977 «nos permitió a todos saber cuántas eran las ansias de los andaluces por autorreivindicarse» y «todos los acontecimientos posteriores estuvieron iluminados por la llamarada que supuso esa manifestación». Desde entonces, a su juicio, «Andalucía no ha dado ni un solo paso atrás en esta materia».

Aunque considera que «en defensa de la identidad andaluza y su techo competencial no se puede bajar la guardia», no ve actualmente que nada de eso «corra peligro» y cree que «no hay más autonomía que defender, lo que hay que defender es que funcione bien y que haya una igualdad en cuanto a los techos. No uniformidad, otras comunidades tienen derecho a sus especificidades, pero siempre que no cree desequilibrios». En este sentido se siente seguro de que «Andalucía no va a aceptar que otros territorios tengan más techo competencial y me remito el discurso de la presidenta Susana Díaz. Mientras el Gobierno andaluz tenga eso claro, no creo que haya situación de peligro; de alerta, siempre».


ISIDORO MORENO. Catedrático de Antropología y miembro de Asamblea de Andalucía
«Se trata de tener instrumentos reales de autogobierno con capacidad de decisión»
El catedrático de Antropología Social de la Hispalense Isidoro Moreno estuvo en los inicios del diseño la autonomía desde la defensa del andalucismo. Pero desde el principio ha sido crítico con el resultado y, sobre todo, con cómo el PSOE ha construido más un «régimen clientelar» que autonómico propiciado por haber gobernado ininterrumpidamente desde entonces. Incluso critica el papel jugado por el Partido Andalucista, que durante dos legislaturas fue socio de gobierno y que no aprovechó el poder municipal que llegó a tener para promover «un avance en la conciencia social» andalucista.

Al papel jugado por el PA como muleta del PSOE y a sus «cambayás» ideológicas atribuye su desaparición hace un año, pero desde la misma ya vaticinó el resurgir de plataformas sociales como la Asamblea de Andalucía a la que él pertenece y que hoy han convocado un nuevo 4D. El objetivo es despertar a un pueblo que considera «anestesiado» para que «se autorreconozca, recupere la ilusión y luche por sí impidiendo que otros hablen en su nombre». Defiende que «desde Andalucía tengamos instrumentos reales de autogobierno con capacidad de decisión».


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos