jueves, 17 octubre 2019
08:40
, última actualización

Revolucionarios artistas

La Primera Guerra Mundial revolucionó un mundo que había avanzado lento. Nacionalismo, tecnología, democratización de las costumbres, accesibilidad a los viajes y la cultura, emergencia femenina. Pocos momentos se parecen tanto al actual como aquellos. Esta muestra forma parte de la agenda cultural de la conmemoración del 70 aniversario de la creación del Estado de Israel

02 jun 2018 / 08:11 h - Actualizado: 29 may 2018 / 20:48 h.
  • Un visitante sentado dentro del ‘Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista’. / Augusto F. Prieto
    Un visitante sentado dentro del ‘Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista’. / Augusto F. Prieto
  • René Magritte, The Castle of the Pyrenees (1959) Oleo sobre lienzo. / Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX. Obras maestras del Museo de Israel, Jerusalén
    René Magritte, The Castle of the Pyrenees (1959) Oleo sobre lienzo. / Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX. Obras maestras del Museo de Israel, Jerusalén
  • Man Ray, Observatory Time –The Lovers (1932–34) Fotografía coloreada, pieza única. / Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX. Obras maestras del Museo de Israel, Jerusalén
    Man Ray, Observatory Time –The Lovers (1932–34) Fotografía coloreada, pieza única. / Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX. Obras maestras del Museo de Israel, Jerusalén
  • 11.- Philippe Halsman, A Paragon of Beauty, 1953. Fotomontaje. © Philippe Haslman - Magnum . / Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX. Obras maestras del Museo de Israel, Jerusalén
    11.- Philippe Halsman, A Paragon of Beauty, 1953. Fotomontaje. © Philippe Haslman - Magnum . / Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX. Obras maestras del Museo de Israel, Jerusalén

La gestora cultural italiana Arthemisia se ha hecho fuerte en las salas del decadente palacio del marqués de Casa Gaviria, en la calle del Arenal, y viene estableciendo en ellas una serie de interesantes exposiciones en continuidad. Es un lujo para Madrid porque todas las muestras, hasta ahora, conjugan el atractivo de temas y de artistas capaces de llegar a todos los públicos –como han sido los casos de Escher, o de Alfons Mucha- unos itinerarios expositivos muy cuidados –este ha sido diseñado por Oscar Tusquets- y un relato cultural divulgativo, pero al mismo tiempo minucioso y estricto. Se acompañan con actividades interactivas, y montajes, que ayudan a comprender las influencias de los creadores que se presentan en cada una de ellas.

Por si esto fuera poco, el acceso a uno de los grandes edificios palaciegos del XIX madrileño, merecería por sí solo la visita. Fue diseñado por el mismo arquitecto del palacio de Abrantes, en la calle Mayor –sede del Instituto Italiano de Cultura- y de la Sala de Sesiones del Senado, Aníbal Álvarez Bouquel; e iluminado por el autor historicista Joaquín Espalter, pintor de cámara de la reina Isabel II.

Las colecciones de los museos de Israel -poco conocidas en España- son extraordinarias, formadas en su mayor parte por donaciones realizadas por filántropos de la culta diáspora judía en el mundo. Muchos de ellos terminaron arraigando en la tierra ancestral, otros decidieron sus legados con la intención de construir una identidad firme y duradera para el naciente estado sionista. Tanto Tel Aviv como Jerusalén albergan destacados repertorios de pintura, sobre todo maestros antiguos, de la escuela de París, y las vanguardias europeas de entreguerras, entre ellos el reunido por Arturo Schwarz, historiador, curador, y escritor italiano, nacido en Alejandría en 1924, donante de una importante colección de arte contemporáneo de más de 700 piezas al museo de Israel, que integran el grueso de lo que podemos ver ahora en Madrid. Esta muestra forma parte de la agenda cultural de la conmemoración del 70 aniversario de la creación del Estado de Israel.

La exhibición está comisariada por Adina Kamien-Kazdan, jefa de la sección de Arte Moderno de la institución israelí, con la colaboración de la embajada del país asiático, y la participación del Ayuntamiento de Madrid, e incluye obras de Marcel Duchamp, Max Ernst, Yves Tanguy, Alexander Calder, Leonora Carrington, o Francis Picabia, entre otros. Aunque el reclamo definitivo lo establecen emblemáticas pinturas del surrealista René Magritte, o de los artistas españoles Pablo Picasso, y Salvador Dalí, así como del fotógrafo norteamericano Man Ray.

Duchamp, Magritte, y Dalí se convierten así en el hilo conductor de un viaje vertiginoso que comienza con el movimiento Dada, atraviesa el Automatismo, y llega hasta el Surrealismo. El paradigma de ese mundo artístico que empieza a convulsionar es el retrato fotográfico en doble exposición de la marquesa Casati, de Man Ray, quizás la imagen que mejor articula la transición entre dos siglos, sobre todo si la miramos desde los retratos que había hecho Boldini de la aristócrata italiana, porque cada uno de esos artistas la sitúa –plenamente- en dos eras diferentes.

El «Castillo de los Pirineos», de Magritte es muy representativo de una obra de gran impacto visual, fiel a los moldes clásicos en la forma, pero profundamente conectada en su fondo con los mundos del inconsciente. La «Mujer ante el mar» fue pintada por Picasso meses después de la muerte accidental de su madre, y remite al trauma de esa pérdida. En «Esperando la liberación», Paul Delvaux convierte a los burgueses que aguardan el fin de la guerra en muertos vivientes.

En Gaviria el visitante tiene la oportunidad de visualizar desde una mirilla -y de situarse después- dentro de la obra «Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista» una de las míticas instalaciones dalinianas, la misma que está en Figueras, realizada aquí, como se hizo originalmente, con la colaboración de Oscar Tusquets. Está basada en el cuadro del mismo título del Art Institute de Chicago.

Dalí: «Ensayo surrealista». Ernst: «El rey jugando con la reina». Miró: «Bailarina española». Chirico: «El soñador poético»... La calidad de las obras, así como la intención seminal de su reunión en manos de un experto coleccionista, elevan esta exposición «Revolucionarios del siglo XX» a la excelencia.

=====================================================

DUCHAMP, MAGRITTE, DALÍ. REVOLUCIONARIOS DEL SIGLO XX

Palacio de Gaviria, Madrid

10 de abril a 15 de julio de 2018

=====================================================


Todos los vídeos de Semana Santa 2016