Carnaval de Cádiz

«El Carnaval de Cádiz fue y es clave para vertebrar Andalucía»

Manolo Casal y Modesto Barragán, dos de las caras más conocidas de la RTVA, hablan con El Correo de Andalucía tras la publicación de su libro ‘Generación Tangai. La historia del carnaval gaditano en la televisión andaluza’

Ezequiel García ezegarcia85 /
24 ene 2023 / 09:01 h - Actualizado: 24 ene 2023 / 09:14 h.
"Carnaval de Cádiz"
  • «El Carnaval de Cádiz fue y es clave para vertebrar Andalucía»

El COAC ya ha empezado. El Gran Teatro Falla ya vibra con las coplas.Y con él, los recuerdos del Tangai, aquel mítico programa de Canal Sur en el que Manolo Casal (San Fernando, 1963) y Modesto Barragán (Ubrique, 1963) -en la RTVA desde su fundación en 1989-, la pareja televisiva por antonomasia del Carnaval de Cádiz, universalizaron las coplas gaditanas allende Puerta Tierra. Ahora, la editorial Alfar publica ‘Generación Tangai. La historia del carnaval gaditano en la televisión andaluza’, un libro cantado a dos voces por los dos periodistas gaditanos. Y a ritmo de ese tangai, los entrevistamos en El Correo de Andalucía.

Pregunta.- Modesto, perdóname un momentito, pero Manolo Casal tiene algo que contarme sobre él y este medio...

MANOLO CASAL: El Correo de Andalucía para mí es el origen de todo. Fue la puerta por la que entré al apasionante mundo de la comunicación. A principios de los años 80 este medio era la gran escuela de los periodistas andaluces. Veníamos de todas las provincias a buscar nuestro lugar en el mundo y aquí te enseñaban el camino. Yo cogí el de la radio. La primera Radio Andalucía nació en 1982 en la sede del periódico con el histórico Juan Holgado como director. Él me enseñó el oficio.

P.- Uno lee vuestro libro y le vienen momentos únicos de la TV que ya no volverán. ¿O sí?

MODESTO BARRAGÁN: Esos mismos no, claro. Pero quedan aún otros muchos momentos irrepetibles pendientes, mil ideas que poner en marcha, proyectos que desarrollar, nuevos formatos, fuera o dentro de la nueva televisión inteligente. Las posibilidades del Tangai, al igual que las del carnaval de Cádiz, son inabarcables.

MANOLO: Sí, yo creo que el carnaval gaditano no dejará nunca de generar instantes exclusivos cada año porque está en su ADN. Y, aunque esos momentazos se muestren en formatos digitales y sean de consumo rápido, el punto de partida siempre será la televisión.

P.- El Peña y El Masa, El Sheriff y el Lulu; Carli y Subiela... Y Modesto y Manolo. ¿Dónde nace este dueto tan arraigado en Andalucía?

«El Carnaval de Cádiz fue y es clave para vertebrar Andalucía»


MODESTO: No nos compare con semejantes monstruos, home. Lo nuestro es más modesto y tiene poco glamour frente a esas parejas carnavalescas que tanto han dado al carnaval. Nuestra pareja de hecho echa a andar en la cola de unas oposiciones allá por 1989.

MANOLO: Nos conocimos en los exámenes de acceso a Canal Sur. Como se cuenta en el libro, fue el propio carnaval el que nos eligió como pareja al coincidir en nuestra respuesta a una de las pruebas. A partir de ese día nos hicimos inseparables, casi siameses, valga la metáfora, por compartir nuestra afición a las coplas. Somos unos picaos.


P.- ¿Cómo y por qué nace El ritmo del Tangai? Uno se siente de esa generación pero era muy chico para acordarse de los entresijos...

MODESTO: Nace de las mismas entrañas de la radio donde nos criamos y, con la inconsciencia de los 25 años, empezamos a contar el carnaval de manera diferente. Explicando y enseñando, riéndonos hasta de nuestra sombra y por primera vez contándoselo, desde la admiración, a toda Andalucía. Dos años más tarde (1992) vino aquella primera presentación a sala de la final, desde el patio de butacas, palcos y hasta gallinero, liándola con el público, algo habitual hoy en día, pero impensable hasta ese momento. Y de ahí saltamos a la tele hasta que en 1996 nace “El Ritmo del Tangai”, primer programa de televisión sobre el carnaval Cádiz.
MANOLO: Aquel año nos ofrecieron hacer una serie con resúmenes del concurso para completar la parrilla de verano. Junto a nuestro realizador Juan Valentín-Gamazo decidimos no hacer un programa de relleno sino aprovechar la oportunidad para contar en profundidad como se crea el carnaval cantado. Aquello fue un boom dentro y fuera de Cádiz. La gente descubrió una tradición asombrosa y se multiplicó la admiración por el carnaval.

P.- Una de las cosas que destacáis en vuestro libro es la total transparencia con la que se mostraba ese perfil humano de los carnavaleros de Cádiz, sin filtros. ¿Daba igual lo que dijeran allende Despeñaperros? ¿Fue uno de los primeros momentos televisivos en los que se comenzaron a romper las caenas de los andaluces?

MODESTO: Claro que nos daba igual. Los gaditanos, los andaluces, somos como somos. ¿De qué tenemos que avergonzarnos? ¿De nuestra forma de ser, de hablar, de sentir? ¿De que cantamos mucho? Al contrario. Más allá de los tópicos debemos sentirnos orgullosos de tener esta formidable diversidad cultural, y en el caso de Cádiz de ser la ciudad más creativa y con mayor capacidad de producción literaria y musical del mundo. Desde programas como “El Ritmo del Tangai” hemos contribuido claramente a que, allende la bahía de Cádiz, se conozca adecuadamente nuestra fiesta. El carnaval, como tantas veces decimos, es una cosa muy seria. Por otra parte, a buen seguro que, en Cádiz, al ver su merecido protagonismo en la tele, muchos también rompieron esas caenas.

P.- Otro punto fuerte de aquel Tangai fue la sección El habla de Cádiz. Tiene guasa que, 26 años después, la ciudad acoja el congreso de la Lengua. ¿Os sentís partícipes de este logro?

MODESTO: Estaba claro que el carnaval de Cádiz no se explicaba si no enseñábamos también su manera de expresarse. Había que estar al linquindoi. Debíamos despojarnos de complejos y explicar en televisión, por primera vez en la historia, cómo era el habla de Cádiz. Y resultó un bastinazo. Por aquellos años la idea del congreso de la lengua ni estaba ni se le esperaba, ni la del patrimonio inmaterial de la humanidad, ni la cátedra del carnaval... Bienvenidas sean todas.

P.- ¿Puede que sea el momento de averiguar el origen de muchas palabras ligadas a Cádiz y su Carnaval?

MODESTO: El venerable profesor Pedro Payán Sotomayor, pregonero además de nuestra fiesta, lleva años estudiándolo. Su libro El Habla de Cádiz, fue la base de nuestra sección dedicada a este asunto en ‘El Ritmo del Tangai’ y terminó convirtiéndose en un clásico en la materia.

MANOLO: A cualquier aficionado al carnaval le conviene esa inmersión en el diccionario gaditano. Le abrirá los ojos respecto a los sobrentendidos del carnaval. Andalucía en general y Cádiz en particular son fábricas de lenguaje. Cádiz es una ciudad tan viva y creativa que a lo largo de los siglos ha sabido crear y recrear palabras. Yo creo que no hay ningún sitio del mundo donde el lenguaje esté tan vivo. Cádiz tiene palabras propias para mantener su relación con el mar, el flamenco, el carnaval, América y, por supuesto, la vida, desde lo cotidiano a lo trascendental.

P.- Muchos políticos afirman que la Expo y la A92 consiguieron vertebrar Andalucía, pero no caen en la cuenta del Carnaval y Canal Sur. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Carretera o Manta?

MANOLO: La verdad es que hasta la creación de Canal Sur la vertebración de Andalucía solo era una intención política. Desde que nacimos hemos sido el principal motor de vertebración de nuestra tierra. La empresa buscó desde el principio elementos vertebradores. Y se consideró el carnaval como fundamental en esa misión al tratarse de una fiesta conocida y celebrada en todo el territorio. Se apostó por Cádiz porque tenía el carnaval más conocido y singular. Hoy toda Andalucía está integrada en el carnaval de Cádiz de una u otra forma. Eso sí, hay que limitar su influencia para que cada sitio conserve también sus propias peculiaridades.

P.- Como todo en esta vida, hubo que parar...pero demasiado tiempo. ¿Por qué ese final en 1998?

MANOLO: Es que ya habíamos desvelado todo el misterio creativo, el método y las herramientas de elaboración. También habíamos dado a conocer a los principales autores e intérpretes, que se convirtieron en famosos, personajes reconocibles para la audiencia. Durante tres años estuvimos manejando los repertorios grabados a partir de nuestra llegada en 1990. Por respeto al propio carnaval había que parar y dejar de pescar en ese caladero para dar tiempo a la regeneración de coplas y autores.

MODESTO: Pero la marca TANGAI ya estaba asentada entre los aficionados y, en todo lo que hicimos en años sucesivos, se mantuvieron sus líneas básicas: dejar que la fiesta se cuente a sí misma, el ejercicio didáctico siempre que hiciera falta y el máximo cariño a la cultura de Cádiz tanto en la imagen como en los comentarios.

P.-¿Fue la segunda etapa del tangai tan buena como la primera o el mundo del Carnaval ha perdido su esencia ante el postureo de bufandita y redes sociales?

MODESTO: La excelencia en las cosechas del carnaval depende sobremanera de la calidad de las agrupaciones de cada momento, de que haya un grupo de autores de nivel que tiren del carro. Las esencias ya son otra cosa y convendrá con nosotros en que, en el carnaval, como en todos los órdenes de la vida actual, el postureo junto a las redes sociales, en demasiadas ocasiones, desvirtúan y desvían la atención de lo importante.

MANOLO: Confiamos mucho en la capacidad del carnaval para reinventarse, pero no puede bajar sus defensas. En Cádiz es una tradición tan arraigada que seguirá adelante pese a estar en una encrucijada en su relación con el mundo digital. Está en las manos de los gaditanos, en las de Manolín Santander y en las de los hermanos Catalán, entre otros autores y componentes. Ellos saben transmitir lo que les legaron sus padres. Así que no va a depender nunca de Elon Musk.


P.- Una de las anécdotas que más me ha impresionado es la del Cardenal Amigo Vallejo viendo en 2002, tras acabar los cultos en la catedral de Sevilla, a la chirigota del Yuyu en aquellos sábados de Carnaval en el centro de la capital hispalense. ¿Cómo fue aquello?

MANOLO: Fue una muestra más de la capacidad de improvisación de los gaditanos que trabajaban en la Caja San Fernando y que eran los impulsores del multitudinario festival de carnaval que se celebraba entonces en la Plaza de San Francisco. Aquel año a alguien del ayuntamiento se le ”olvidó” que esas fechas estaban comprometidas y ocupó la plaza con otro evento. La Plaza del Triunfo fue elegida como alternativa y hubo que hablar con el entonces Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, que conocía el carnaval. Había sido arzobispo de Tánger hasta 1982 y en esa época tuvo una estrecha relación con la diócesis de Cádiz y Ceuta, ciudad a la que viajaba continuamente para visitar a sacerdotes gaditanos que ejercían su labor en parroquias como la del barrio del Príncipe, entre ellos, el padre Casal, a la sazón mi tío Pepe. Ese fue el motivo de fondo por el que el futuro Cardenal aceptó celebrar un festival de carnaval, una fiesta que no le era ajena, junto a la catedral. Eso sí, siempre una vez acabados los cultos, y allí se quedó a disfrutar de la chirigota ”Los que se vinieron de Leningrado....” como un aficionado más.

«El Carnaval de Cádiz fue y es clave para vertebrar Andalucía»


P.- Os faltó salir en los guiñoles de Canal+, pero Idígoras y Pachi bien que os retrataron junto a los líderes políticos andaluces del momento. ¿Cómo se vivía aquella fama?


MODESTO: Más que fama popularidad por salir en televisión. Nunca nos sentimos famosos porque, pasadas las grabaciones del programa o el mes de retransmisiones del Falla, volvíamos a nuestro trabajo diario que siempre fueron las noticias y los informativos. En todo caso, hasta el momento, jamás fue una carga porque la gente siempre se nos ha acercado con mucho cariño.

Las finales han pasado de una cuota de audiencia del 56,6% en 1992 al 12,4% del pasado año 2022. ¿Tiene que venir Ibai y Piqué a levantar esto para retransmitirlo en Twitch?

MANOLO: Para nada. El carnaval ya tiene a los mejores influencers porque es un medio de comunicación en sí mismo. Ibai no tiene nada que hacer frente a Fermín y Antoñito de Puerto Real o el Piru y el Tomate, por ejemplo. Así que de Piqué ya ni hablamos. Los autores son los únicos que influyen en el éxito de la fiesta. Los demás nos tenemos que dedicar a gestionar las ventanas que hay que mirar. Twitch es otra ventana, pero gratis total. El concurso solo tiene una autopista de peaje que es la televisión, el único medio que paga por los derechos de emisión. Es normal que la televisión haya perdido audiencia respecto a cuando estaba sola. Sin embargo, el carnaval no deja de crecer en aficionados, que ahora están muy repartidos por las distintas vías de difusión del ecosistema digital. Ese es el gran cambio. El COAC debería encontrar fórmulas para rentabilizar esa nueva realidad virtual.

«El Carnaval de Cádiz fue y es clave para vertebrar Andalucía»


P.- Vosotros también fuisteis creadores de contenido... Muchos carnavaleros acabaron en las radiofórmulas gracias a Canal Fiesta, al Carnaval y a la SGAE. ¿Buscabais, también, una forma de reivindicar en Madrid lo mucho y bien que salía de Cádiz y su carnaval?


MANOLO: Todo ese fenómeno surgió de forma espontánea. El desborde creativo de Cádiz acabó encontrando sitio en la emisora musical que creamos para que los artistas andaluces no tuvieran que irse a Madrid con una mano delante y otra detrás. Se trataba de que triunfaran aquí y las multinacionales discográficas supieran donde estaba el mayor granero de artistas de España y les dieran su sitio. Muchos de esos artistas venían de las entrañas del carnaval, pero eran capaces de triunfar en otros géneros, como se ha demostrado. Al mismo tiempo se produjo un intercambio de intereses con la industria musical española porque muchos artistas consagrados empezaron a fijarse en el carnaval como fuente de inspiración. Hoy en día desde Alejandro Sanz a Joaquín Sabina pasando por Manuel Carrasco, hay artistas que muestran una y otra vez su admiración por el talento artístico gaditano.

P.- Sé que este tema cuesta hablarlo, pero, como decís en el libro “nos dieron con la puerta en las narices”. ¿Cómo fue aquel portazo del Ayuntamiento de Cádiz a Canal Sur con Onda Cádiz y su exclusividad?

MODESTO: Como si fueramos contraflecha. Tras 34 años de una formidable difusión, además de los únicos paganini, nos quedamos cuajaos, algo chiguatos, quizá guarníos, con el molondro cambembo...como si uno de los dos, Cádiz o nosotros, estuviera chocheando.

P.- Sin tapujos, que no vuelve a presentarse como alcalde. ¿Cómo es vuestra relación actual con José María González, Kichi?

MANOLO: A Kichi le conocemos desde hace muchos años y siempre hemos tenido una relación cariñosa y de respeto mutuo. Al alcalde no hemos tenido tiempo de conocerlo como a Carlos Díaz o Teófila Martínez, que estuvieron en el cargo décadas. Siempre hemos estado a su disposición para sumar, pero es verdad que en una posición como esa en la que se mezclan intereses de todo tipo, es difícil reconocer a nadie y entender algunas decisiones.

MODESTO: Nosotros con quien de verdad tenemos una magnífica relación es con el próximo alcalde de Cádiz.

P.- ¿Cuánto genera el Carnaval en la RTVA en términos económicos?

MANOLO: La RTVA es una empresa pública que no tiene entre sus objetivos la rentabilidad económica. Hasta la fecha el equilibrio entre lo que le cuesta el carnaval a Canal Sur y lo que ingresa por publicidad no ha existido nunca, ni tiene por qué. El servicio público de la televisión se mueve por razones sociales y está donde tiene que estar más allá del mercado. Algún año hemos estado cerca de empatar, pero con la caída de los ingresos publicitarios del sector tras la última gran crisis económica y la adaptación de las audiencias al nuevo escenario digital eso es una quimera. Como no nos cansaremos de repetir, el día que el carnaval de Cádiz sea rentable aparecerán los operadores privados.

P.- ¿Y en términos culturales?

MANOLO: El carnaval es una seña de identidad cultural de Cádiz y de Andalucía. Como fenómeno cultural, único en su especie, será siempre defendido y mimado por la televisión pública. La aportación del carnaval gaditano al “ser” andaluz es incuestionable desde un punto de vista antropológico. Nosotros defendemos que la relación entre el COAC y Canal Sur ha sido enriquecedora para ambas partes. Y no se puede negar que después de que Canal Sur pusiera el foco en el carnaval, la cultura gaditana se ha expandido por toda una generación de españoles.

P.- Tiene guasa que el anuncio del Covirán naciera en Almería. Y familia de Bisbal. ¿Cómo surge todo este himno de las retransmisiones entre anacardos, pistachos y gomitas?

MODESTO: Habrá que leer el libro para saber qué pasó ahí, pero es sorprendente, no sólo que el famoso anuncio lo grabara la emblemática murga de la familia de David Bisbal, sino que la firma de su letra y música, resulte ser la de un conocido gaditano. Ahí lo dejamos.

P.-¿Os habéis sentido siempre en plena libertad en la RTVA?

MODESTO: Absolutamente. Y estamos muy agradecidos a los sucesivos equipos directivos de Canal Sur que confiaron sin fisuras en nosotros en diferentes etapas. Tampoco se presentaron muchas oportunidades de decirnos lo que teníamos que hacer porque nunca nos metimos en camisas de once varas. Jamás entrevistamos a políticos, salvo la entrevista institucional que cada año se le hace al alcalde, la primera autoridad municipal, en la final del Falla. Por lo demás, nunca hubo anuncios con aires políticos, ni opinamos de nada, ni siquiera cuando se presentaba alguna letra contra nuestra empresa. Es la línea que mantuvimos desde el principio. Solo nos interesa explicar y dar la mejor información. Nuestro objetivo era puramente divulgativo, enseñar lo mejor de lo nuestro.

P.- ¿Cuál ha sido el peor momento en todos estos años de Carnaval?

MODESTO: Aquellos en los que tuvimos que decir adiós a grandes compañeros. Nuestro inefable Juan Manzorro nos dejó poco antes de que llegara a término esta Generación Tangai de la que él es claro exponente. Fue duro despedir a un compañero con el que habíamos compartido tanto. Y junto a él Jaime Velasco, Juan Gallango, Manolo Márquez o Mateo el Cámara.

MANOLO: Y más allá de los compañeros también hemos sufrido como aficionados las pérdidas de autores e intérpretes del carnaval que nos ayudaron a traducir el carnaval al mundo. Son muchos los que se han quedado en el camino, aunque los momentos más duros los vivimos con las pérdidas de Juan Carlos Aragón y Manolo Santander.

P.- ¿Y el mejor?

MODESTO: La inolvidable experiencia del Liceo de Barcelona, el palacio de Euskalduna en Bilbao, la Gran Vía de Madrid, las 20.000 personas anuales en la plaza de San Francisco de Sevilla, la bandera de Andalucía que nos otorgó la Junta por el Tangai, los premios Hércules de Oro que nos concedió la ciudad de Cádiz, las retransmisiones de fin de año desde Cádiz, haber hecho de Rey Mago en Cádiz, Cádiz siempre Cádiz, nuestra pasión.

MANOLO: Y haber sido los carboneros de Canal Sur precisamente por nuestra vis carnavalesca, el premio de la crítica de la prensa, el premio de los publicistas, el premio Age y el de tantas entidades de toda Andalucía... Pero sobre todo sentir el cariño de la gente en la calle. Eso vale por todo lo demás.

«El Carnaval de Cádiz fue y es clave para vertebrar Andalucía»


P.- Por último, sublimes el prólogo de Juan Manzorro y el epílogo de Juan Carlos Aragón. De vellito de punta. ¿Por qué ese toque tan magistral para abrir y cerrar un libro tan cargado de agradecimientos, anécdotas e historias?


MODESTO: La presentación a sala de Manzorro era de cajón. Sigue presente en nuestras vidas y tenía que estar en el libro sí o sí.

MANOLO: Y que el protagonista del epílogo sea Juan Carlos Aragón era también algo obvio por su dimensión como autor. Y sobre todo porque su opinión sobre el papel de la televisión en el carnaval gaditano define de forma certera el análisis teórico que contiene el libro.

Sobre los autores

Manolo Casal (San Fernando, 1963) es periodista y redactor de Canal Sur. Comenzó en El Correo de Andalucía y trabajó para la Cadena SER en Radio Cádiz y SER-Puerto. Miembro del equipo fundacional de la RTVA fue editor y presentador de informativos, tertulias de opinión y programaciones electorales en la radio. Ha sido jefe de Informativos y director de Canal Sur Radio, etapas en las que creó Radio Andalucía Información, Canal Fiesta Radio y FlamencoRadio.com. También ha sido director de Comunicación y director Comercial y de Nuevos Proyectos de la RTVA. Lleva casi cuatro décadas dirigiendo y presentando programas y retransmisiones del carnaval de Cádiz en radio y televisión. En la actualidad es coordinador de Flamenco Radio.

Modesto Barragán (Ubrique, 1963) es periodista y presentador de televisión. Comenzó en la radio local mientras colaboraba con Antena 3 Radio y el Grupo Joly. Pertenece a la plantilla de Canal Sur desde su fundación en 1989, empresa en la que ha trabajado en distintas etapas en Jerez, Cádiz y Sevilla como coordinador de informativos y presentador de noticias provinciales y regionales. Ha sido director de la RTVA en Cádiz, creador del programa Andalucía de Fiesta, director y presentador de programas y retransmisiones del carnaval de Cádiz y de numerosas ediciones de las campanadas de fin de año. En la actualidad dirige y presenta Andalucía Directo, uno de los programas más vistos de la televisión en España.






Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos