lunes, 26 octubre 2020
22:04
, última actualización

La guitarra protagoniza un octubre musical atípico

Arranca una nueva edición del Festival de la Guitarra de Sevilla, este año dedicada con toda justicia a todos los sanitarios que han luchado contra la pandemia

07 oct 2020 / 09:23 h - Actualizado: 07 oct 2020 / 09:29 h.
"Conciertos","Arte","Historia","Justicia","Historia","Orquesta Barroca de Sevilla","Música contemporánea","Agenda Cultural","Otoño","Seguridad","ONCE","Musical","Espacio Turina"
  • Alí Arango y Pedro Jóia.
    Alí Arango y Pedro Jóia.

Nada, ni el covid19, ha impedido a Francisco Bernier poner en pie la décimo primera edición de un festival que su aplomo, la compañía discográfica que dirige, Contrastes Records, y el apoyo de diversas instituciones locales, autonómicas y estatales, ha consolidado ya en la agenda cultural de la ciudad. Mañana 8 de octubre, y hasta al próximo día 24, se celebrará esta edición que lleva por título Música para sanar, con la que su director quiere dar su especial agradecimiento a todos los sanitarios de España, cuya extraordinaria labor y humanidad durante la pandemia ha resultado fundamental para salvar muchas vidas de personas contagiadas con el covid19. Un gesto que sin duda honra a él a y todo su equipo, que ha logrado organizar hasta once conciertos presenciales, además de las habituales actividades académicas que pueden consultar en la página web oficial.

Dadas las circunstancias, este año se prescindirá de los concursos internacionales de guitarra flamenca, que tendría que celebrar su quinta edición, y guitarra clásica, que acompaña al festival desde su creación. Ambos certámenes se han convertido en cita ineludible para instrumentistas noveles de todo el mundo que desean ampliar su currículo con una distinción de la categoría que ofrece recibirse en una ciudad tan emblemática para la guitarra española como Sevilla. Pero los ganadores de la edición anterior sí tendrán la oportunidad de celebrar sus respectivos conciertos en el seno del festival. Así, el sevillano Francisco Moncayo, natural de Morón de la Frontera, homenajeará a su mentor Paco del Gastor en el concierto de arranque del festival, el viernes 9 en el Espacio Turina, mientras el día siguiente el italiano Carlo Curatolo se enfrentará a páginas de indispensables del instrumento como Albéniz, Castelnuovo-Tedesco y Scarlatti.

Maestros de la cuerda pulsada

El primer encuentro con guitarristas consagrados tendrá lugar el domingo 11 con el estadounidense de origen polaco Paul Cesarczyk, siempre comprometido con la música contemporánea y sensible con los países en vía de desarrollo donde ejerce una actividad educativa impagable, y el especialista onubense en cuerda pulsada medieval José Luis Pastor, un habitual de la escena hispalense, solo o junto a su conjunto Axabeba, que nos invitará a un suculento viaje por la historia del instrumento.

Los conciertos se reanudarán el viernes 16 de octubre, con otro doble programa protagonizado por el italiano Domenico Mottola, ganador del Concurso Internacional Francisco Tárrega de Benicassim, uno de los más prestigiosos de guitarra del mundo, con obras precisamente de Tárrega y de Llobet, y el cubano Alí Arango, que como tantos otros fue alumno de Leo Brouwer, quien tan grato sabor dejó en su período como director de la Orquesta de Córdoba hace ya algunas décadas. Arango ofrecerá uno de los programas más curiosos del festival, un encuentro imaginario entre Tárrega y Mangoré con Chopin en La Habana. Al día siguiente el Cuarteto de Guitarras de Andalucía, que el año pasado se encargó de inaugurar la décima edición en el Auditorio de la Cartuja, dedicará su propuesta a maestros clásicos de la guitarra como Falla, Albéniz y Lecuona, mientras dos de sus integrantes, el director artístico del festival y Antonio Duro, que como Sevilla Guitar Duo han paseado su arte por distintas plazas, además de ser habituales de nuestra agenda, juntos o por separado, ofrecerán ese mismo día un particular homenaje a la Giralda.

Un año más el Pabellón de Portugal del 29 se sumará al Espacio Turina para prestar sus salones al guitarrista Pedro Jóia, que presentará su último disco bajo el sello de Bernier, un homenaje al cantautor portugués José Alonso, todo un símbolo de la Revolución de los Claveles. Eso será el jueves 22, mientras los dos últimos días, viernes 23 y sábado 24, estarán dedicados a la guitarra flamenca, con el jerezano Diego del Morao repasando la historia de los maestros y estilos flamencos, y el barcelonés Canito acompañando al cantaor Jesús Méndez, que presentará su tercer disco Voz del Alba. Todos estos conciertos se podrán disfrutar en el Espacio Turina, que inaugura así una temporada marcada por el virus, las medidas imprescindibles de seguridad y una extensa programación que incluye el tradicional Otoño Barroco para quienes extrañen el Femás, sus habituales propuestas jazzísticas y la presencia de la Orquesta Barroca de Sevilla, Xavier Sabata o Ruth Rosique entre otros y otras artistas.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016