La ROSS también se hace oír en verano con ‘Pecadores y santos’

John Axelrod dirige hoy y mañana a la mezzosprano Wallis Giunta en el penúltimo concierto de abono de la temporada en el Maestranza

06 jul 2017 / 09:06 h - Actualizado: 06 jul 2017 / 09:10 h.
"Real Maestranza","Real Orquesta Sinfónica de Sevilla"
  • La mezzoprano Wallis Giunta, estrella del concierto de la ROSS de hoy y mañana. / Dario Acosta
    La mezzoprano Wallis Giunta, estrella del concierto de la ROSS de hoy y mañana. / Dario Acosta

Alerta a todos los melómanos: quedan dos conciertos de abono en el Teatro Maestranza en pleno mes de julio, y es necesario conjurar el fantasma de un patio de butacas vacío. Más o menos eso vino a decir el miércoles John Axelrod, director de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), en la presentación de la primera de estas citas de fin de temporada, que tendrá lugar hoy y mañana miércoles a las 20.30 horas.

Hay motivos para acudir al coliseo hispalense a oír el programa Pecadores y santos. Un programa compuesto por el Adagietto de Krzysztof Penderecki, el Francesca da Rimini de Piotr Ilich Chaikovski y Los siete pecados capitales de Kurt Weill, para empezar. Luego, una mezzosoprano espectacular como Wallis Giunta, junto a un –no por cercano menos espectacular– cuarteto del Coro de la Maestranza integrado por José María García Baeza y Francisco Escala (tenores), Andrés Merino (barítono) y Javier Cuevas (bajo).

Wallis, que confesó que Kurt Weill es uno de sus compositores favoritos y que «amo esta pieza», asegura que desde que la escuchó por primera vez en Toronto, diez años atrás y en la voz de Ute Lemper, «supe que quería que este repertorio fuera mi contribución a la música», aseveró. «Como cantante debemos cantar de todo, música religiosa, oratorios, pero esto es lo que más me gusta hacer».

La mezzosprano, que reside en Lepizig (Alemania) para empaparse de cultura germánica, estuvo interpretando hace tan solo dos semanas Los siete pecados capitales por primera vez con una orquesta, lo que supuso para ella una experiencia completamente diferente. Por eso considera una suerte «y un placer» poder volver a acompañarse de una formación como la ROSS tan solo dos semanas después.

Por su parte, los integrantes del cuarteto destacan el trabajo desarrollado por Iñigo Sampil para esta cita, «que ha volcado todo su talento» para ayudarles a dar lo que consideran «un gran salto, pasar del coro a estar ahí delante». También se ha mostrado muy satisfecho el concertino Paçalin Zef Pavaci, quien celebra que «el mérito de esta gran temporada está en la programación».

Calidad ante todo

Por otro lado, al ser preguntado por su nombramiento como consejero delegado de la Sinfónica, Axelrod ha asegurado que no ha aceptado el cargo «por vanidad ni por dinero, sino por asegurar la calidad de este instrumento maravilloso que es la ROSS y contribuir al futuro de la primera ciudad que fuera declarada Ciudad de la Música por la Unesco y al de Andalucía».

Asimismo, el director subraya la calidad como palabra «clave y principio rector» del debate a realizar para «gestionar» el futuro del Teatro Maestranza, y dice «no estar de broma» cuando habla de que se está «en un momento clave para la historia de la cultura en Andalucía y en Sevilla. Si no se arriesga no se gana nada», afirma respecto a su nueva responsabilidad como consejero delegado de la ROSS, y subraya que «todavía no hablo español» pero ya se siente sevillano.

Por último, sobre la plantilla de la ROSS, Axelrod afirma que existe un plan estratégico en el que, dentro de los medios presupuestarios de los que se dispone, «se diseñará un equilibrio para las distintas fuerzas musicales que necesitamos en la orquesta», para lo cual ha anunciado que «ya están planificadas» las audiciones para los instrumentos que quieren incorporar.

«Para mí es más importante la calidad que la cantidad», asegura al ser preguntado sobre el público, al tiempo que añade que «hay que ver cuál es la forma más oportuna de atraer a más gente». Pero «lo más importante es que una orquesta merece tener su público, y eso es en cierto modo el principio que me mueve», dice, para añadir: «Lo único que quiere tener es un público que los apoye y los entienda y sea consciente del valor de la ROSS».

Al respecto, aboga por ampliar el segmento poblacional que viene a disfrutar de los conciertos de la Sinfónica, y añade que el público que asiste a los conciertos «reconoce la calidad y lo agradece», y asegura que el Coro de Amigos del Teatro de la Maestranza «es una pieza tan importante como las demás y tiene que integrarse plenamente en esta inmersión que es el Teatro de la Maestranza».


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos