lunes, 18 noviembre 2019
19:01
, última actualización
Cofradías

La vuelta solidaria de los corrales de Triana

El rehabilitado Corral de la Encarnación y Casa Tapón acoge desde este lunes el nuevo centro infantil de la Esperanza de Triana, que amplía hasta un centenar las plazas para niños con necesidades especiales

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
17 jun 2019 / 14:42 h - Actualizado: 17 jun 2019 / 22:04 h.
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana
  • La vuelta solidaria de los corrales de Triana

Otrora hogar de familias del arrabal, más tarde víctima del olvido y en estos últimos años felizmente recuperados, los corrales de vecinos reviven en Triana con nuevas funciones, en este caso, solidaria y de ayuda a los más pequeños de casa. El rehabilitado Corral de la Encarnación y Casa Tapón, en el número 130 de la calle Pagés del Corro, acoge desde este lunes el ampliado Centro de Apoyo Infantil Esperanza de Triana, con el que la hermandad de la calle Pureza atiende a niños afectados por TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

El vicario general de la diócesis, Teodoro León, acompañado por el alcalde Juan Espadas y el hermano mayor de la Esperanza de Triana, Alfonso de Julios, ha bendecido esta tarde estas nuevas instalaciones, que permitirán un notable crecimiento de centro infantil, hasta ahora emplazado en las dependencias de la casa de hermandad después de su nacimiento en 2008 como obra social del XXV aniversario de la Coronación Pontificia de la Esperanza y del IV centenario de la hermandad del Cristo de las Tres Caídas.

Actualmente acoge a más de 70 niños diagnosticados como TDAH dando respuesta a “la gran demandad de terapias cognitivas-conductuales que la creciente población de menores con necesidades especiales y sus familiares reclaman”. Y es que, según las estadísticas, entre el 3 y el 7 por cien de los niños en edad escolar presentan conductas del tipo hiperactivas o impulsivas, entre el 2 y el 16 por cien oposicionistas; y entre el 1 y el 10 por cien desobedientes y agresivas.

En este sentido y ante las crecientes necesidades, la cofradía de la Madrugá ha aprovechado la celebración del Año Jubilar del VI centenario de la Esperanza para reforzar esta obra social y ampliar las capacidades este centro de apoyo infantil. Para ello, se ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, que, a través del distrito Triana, ha conseguido una nueva sede en el antiguo Corralón de la Encarnación y Casa Tapón. También han ayudado la administración autonómica y otras entidades, como la Caixa y la Fundación Cajasol.

El conjunto del Corral de la Encarnación fue objeto de una profunda rehabilitación en 2010, conservando los muros estructurales de la citada casa y su reconstrucción para uso como centro social en lugar de viviendas. Por su parte, la hermandad de la Esperanza de Triana ha invertido algo más de 60.000 euros en su puesta a punto, una vez que recibiera el visto bueno de la Comisión de Patrimonio para redistribuir los espacios.

El nuevo centro de Pagés del Corro permitirá un notable crecimiento del centro infantil para niños con problemas de autismo, con una capacidad de hasta más de un centenar de plazas. Es la vuelta solidaria de los corralones de la mano de la Esperanza de Triana.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016