Los medios y los días

Cómo ser correcto y no señalarse

Image
25 ene 2022 / 04:00 h - Actualizado: 25 ene 2022 / 04:00 h.
"Los medios y los días"
  • Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. / E.P.
    Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. / E.P.

Lo de Ucrania debo tenerlo claro: Rusia es muy mala, EEUU nos protege de esa maldad y Europa está despistada. Rusia lo que quiere es a toda Europa para ella porque por lo visto Rusia no es Europa, Europa son los EEUU.

Las mujeres futbolistas que han protagonizado la final de la supercopa sí que son patriotas y competentes, no los hombres que se van a disputar el torneo a un país dictatorial con tal de ganar dinero. Cuando esas mujeres lleguen al poder ataremos los perros con longanizas. El mundo será distinto y lo comprobaremos con claridad como lo hemos comprado con Christine Lagarde cuando era líder del FMI y ahora de la banca europea o cuando Janet Yellen era máxima responsable de la Reserva Federal de EEUU o cuando Merkel gobernaba en Alemania o también cuando Hillary Clinton era secretaria de Estado y llegó, vio y murió Gadafi. Incluso comprobamos la bondad natural de la mujer si pensamos en cómo Susana Díaz barrió toda la forma dudosa y delictiva con que los presidentes hombres del PSOE habían administrado la Junta desde 1982.

Hablando de mujeres, ¿qué me dicen de Ayuso? Esa sí que es mala persona y no como las futbo

listas de las que tan maravillosamente hablaba Barceló en la SER. Pobrecitas, disputan finales en campos secundarios, juegan en campos donde entrenan los hombres que son los elementos negativos, sólo piensan en el dinero, ellos son los que tendrían que desarrollar partidos en esos terrenos de juego de segunda fila. Ya sé que para ser correcto si me encuentro con un lector de El Diario.es o de El Plural o de La Sexta debo limitarme a constatar el nepotismo de Ayuso y si se trata de un receptor de Abc o de la COPE, Ayuso es la Agustina de Madrid, si la de Aragón venció a los franceses la de Madrid ha vencido al comunismo y ha ganado la libertad.

Es la misma libertad que va a reinar en Europa y en el mundo cuando enviemos a Putin a la papelera con sus 140.000 soldados, tanques incluidos. Será la victoria de la democracia, si es que después de la guerra queda algo que votar. Al menos habremos alcanzado objetivos relevantes: el diablo se habrá ido a los infiernos y nos quedaremos con sus reservas de gas, petróleo y con su dominio sobre el armamento hipersónico mientras EEUU, como siempre, habrá mantenido su suelo impoluto y nos venderá su gas logrado a base de torturar la tierra. Y ya, venidas arriba las democracias con tan eximía victoria, ahora a por China que eso está chupado. Tenemos a Dios de nuestro lado, a todas las mujeres buenas y a los hombres progresistas como son Spiderman o el tío ese del bañador blanco que anuncia una colonia de Dolce Gabbana mientras una fémina comienza a meterle mano por el bañador y entonces llega la censura democrática y corta tan excelsa libertad de acción.

Si pensamos así y nos vamos adaptando como camaleones a unos y otros y a unas y otras todo irá bien y la bandera que está a media asta en la rotonda del puente del Alamillo se alzará del todo poniendo fin al misterioso luto que anuncia, lleva así varios días, no sé si es que se habrá muerto alguna cotorra en el parque de María Luisa y los amigos de los animales le estarán guardando el correspondiente y merecido respeto-homenaje.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla