lunes, 29 noviembre 2021
12:36
, última actualización

Cristina Porta ya es ‘Cretina’ y la poca vergüenza se apodera de todo

‘Secret Story: La casa de los secretos’ vuelve a ser un terrible reflejo de lo que es nuestra sociedad

Image
08 nov 2021 / 07:21 h - Actualizado: 08 nov 2021 / 07:31 h.
"Opinión","Televisión"
  • Creistina Porta. / Mediaset
    Creistina Porta. / Mediaset

Una de las tácticas más utilizadas para deshumanizar a las personas es arrancarles el nombre de cuajo. Si a Ana, Gerardo, María Victoria o Ángel, les dejas de llamar por su nombre y comienzas a utilizar un número para dirigirte a ellos, el efecto es demoledor. Llamar a alguien número doscientos tres es arrasar con su personalidad. Pero, también, sirve cambiar el nombre por un insulto. Y eso es exactamente lo que sucede en las redes sociales con frecuencia.

En el programa de televisión ‘Secret Story: La casa de los secretos’ hay muchos concursantes. Las redes sociales se ponen a funcionar a pleno rendimiento desde el primer día de emisión. Y los odios que se generan son desbordantes y tóxicos. ¿Qué se puede hacer para que a alguien no le cueste trabajo echar a la calle a un concursante? Pues muy fácil, por ejemplo, cambiamos el nombre de Cristina por Cretina, un juego de palabras patético que cala entre los que se gastan un dineral para que su concursante favorito vaya quemando etapas y llegue tan lejos como sea posible.

Cristina es la mujer que compite con la otra reinona de la fiesta, la tal Adara. Y lo va a tener difícil porque, después de ver cómo Adara era expulsada hace unos días, ahora, una vez repescada, tendrá un apoyo máximo por parte de sus seguidores. Aunque parezca mentira esto provoca grandes pasiones entre algunos, esto hace que algunos gasten cantidades que parecen un mal chiste que no hacen más que llenar las arcas de la cadena de televisión. De las cosas inexplicables que suceden a mi alrededor, esta es una de las que más me apabullan. ¡Gastar un dinero importante para que un sujeto al que no conoces, una señora que ni sabe quién eres ni quiere saberlo, siga cobrando una importante cantidad cada semana! No entiendo nada.

En fin, estos programas son una especie de detritus de nuestra sociedad que miramos para divertirnos sin saber que representan nuestra decadencia más absoluta.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla