La Tostá

El drama del suicidio

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
12 may 2022 / 07:55 h - Actualizado: 12 may 2022 / 06:16 h.
"La Tostá"
  • El drama del suicidio

TAGS:

Si aceptamos el hecho de que el que se suicida lo hace porque manda en su vida y lo decide en libertad, estamos perdidos. En España es un verdadero drama, con una media de once suicidios diarios, lo que significa que son unos cuatro mil al año. Hay pueblos en nuestro país con ese número de habitantes y enfermas si te pones a pensar en que un pueblo entero se quite la vida. El suicidio siempre ha estado en mi cabeza, desde niño, desde que mi madre nos dijo alguna vez que cuando regresáramos del colegio la encontraríamos colgada de una viga, dada su desesperación. Tal era mi turbación que cuando llegaba del colegio no entraba en la casa sin llamarla desde la calle, y solo pisaba el poyete de la puerta cuando contestaba. Ese miedo me duró hasta que murió hace solo seis años. Está claro que quien anuncia su intención de suicidarse no lo suele hacer, aunque todos conozcamos algún caso. Con los años he llegado a entender a mi madre, el motivo de sus crueles amenazas, pero también que no lo hiciera nunca, porque solo una madre cobarde, y ella no lo era, hubiera dejado desamparados a tres niños indefensos que no eran culpables de su situación. También he pensado muchas veces en acabar con mi vida por diversas razones que no le importan a nadie, pero jamás le haría algo así a las personas que me quieren, sean o no de mi sangre, y no dejo al margen a mis mascotas, sobre todo a esos cinco lindos gatitos que se vieron sin madre lactante y que estoy sacando adelante con biberón. Claro que entiendo a quienes deciden acabar con sus vidas, porque el mundo es a veces una puñetera mierda. Pero estamos obligados a evitarlo, porque hay muchas razones para seguir viviendo, muchas más que para irse de esa manera tan brutal. La soledad es tierra de abono para el suicidio y en España somos millones de personas las que vivimos solos. Pero no creo que sea la causa principal del suicidio, porque a veces, la soledad es deseada, como un premio que nos damos a nosotros mismos. Muchas de las personas que se quitan la vida lo hacen porque no ven una salida clara al sufrimiento, que puede ser motivado por un desengaño amoroso o la ausencia misma de amor. España se ha vuelto un país duro para vivir porque el Gobierno te quita la mitad de lo que ganas y te puedes llevar años con problemas económicos, lo que produce frustración y de ella a la depresión de caballo hay muy pocos pasos. Tan pocos como los que hay de la depresión a las ganas de acabar con todo. Es tremendo que en un país como España tan lleno de vida, tan hermoso y con tanta luz miles de personas al año decidan quitarse la vida.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla