La vida del revés

‘Gripalizar’ la muerte y quedarnos tan pichis

Image
01 abr 2022 / 08:13 h - Actualizado: 01 abr 2022 / 22:20 h.
"Opinión","La vida del revés","Pandemia","Coronavirus"
  • ‘Gripalizar’ la muerte y quedarnos tan pichis

Eso a lo que llaman ’gripalizar la Covid-19’ es algo turbio, perverso y peligroso. Porque lo de gripalizar una enfermedad como la que sigue asolando el mundo entero no es otra cosa que asumir muertes como algo inevitable. Cada año van a morir miles de personas (como ocurre con la gripe) sin que nos inmutemos, sin que nos lo cuenten en los medios de comunicación, sin pena ni gloria.

Eliminar cuarentenas, eliminar mascarillas, normalizar una enfermedad que mata o asumir un riesgo extremo como algo con lo que hay que convivir es, sencillamente, la parte fácil de todo esto. Acabar con el virus era el reto, dejar que nos siga matando (pero menos) es lo sencillo.

Escucho que la cosa está tranquila y que la pandemia ya está superada mientras leo, al mismo tiempo, el número de muertos e ingresados en las UCI’s de los hospitales españoles... y no puedo llegar a comprender lo que estamos haciendo. Es inevitable pensar que el confinamiento y todo lo que ha ido sucediendo después estaba motivado por un terror (incontenible y justificable) a que el sistema sanitario nacional saltara por los aires, porque la vida de las personas, visto lo visto, tienen un valor bastante bajo. No importaban nuestras vidas. Lo importante era que el Estado siguiera en pie. Eso era todo.

Cada año, sufriremos olas mortales y ya ni nos enteraremos salvo que estemos ingresados en un hospital o llorando en el funeral de nuestros mayores. Eso es gripalizar la Covid-19 me parece una metedura de pata, estamos jugando a ser felices mientras un peligro más juega en nuestra contra, en contra de la Humanidad entera.

Espero que las vacunas que están por llegar sean capaces de solucionar el problema de otro modo; espero que los países más pobres reciban ayudas para vacunar al mayor número de personas posible para que no aparezcan variantes que vuelvan a convertir en un infierno nuestras vidas; espero que seamos sensatos y sigamos utilizando las mascarillas en los transportes públicos y nos quedemos en casa si enfermamos para no contagiar (esto sirve para cualquier enfermedad; ¿cómo vamos a trabajar sabiendo que podemos contagiar una gripe o una varicela o lo que sea?). Y espero que seamos conscientes de algo evidente: somos muchos, demasiados, y los peligros son más y más serios.

Gripalizar la muerte y decir que esto se acabó y que hay que normalizar la enfermedad me parece temerario. Y, como siempre, los políticos usan un eufemismo para convertir un peligro en una cosita sin importancia. Cuidado.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos