martes, 28 septiembre 2021
04:00
, última actualización
La Tostá

La derecha se pone farruca

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
27 jul 2021 / 08:18 h - Actualizado: 27 jul 2021 / 08:24 h.
"La Tostá"
  • Santiago Abascal en Sevilla. / EP
    Santiago Abascal en Sevilla. / EP

TAGS:

Siempre he preferido un gobierno de izquierdas a uno de derechas y he votado en consecuencia. Ahora es algo que no me quita el sueño, sinceramente, por el motivo de que no sé muy bien a qué partido darle mi confianza porque me han engañado todos, y no hablemos de robar. Así que por el momento y hasta que recupere de nuevo la confianza en la clase política, dejo que decidan los demás qué gobierno quieren y acepto lo que venga. Lo que venga quiere decir lo que venga, sin prejuicios, siempre que lo haya elegido el pueblo. Si viene Vox, que venga y si hay que combatirlo luego, se combate. Ahora, algunos estamos combatiendo al actual Gobierno, que va a seguir mucho tiempo, mínimo dos años más, porque la derecha se está volviendo a poner farruca. Casado y Abascal se han enfadado y supongo que Sánchez se estará frotando las manos porque solo le preocupa seguir vacilando en el Falcon. Tiene a Tezanos para que le cocine las encuestas, lo cual es una soberana vergüenza, pero le da igual. La mayoría de las encuestas de empresas privadas le dan un buen resultado a Casado, quien podría alcanzar la mayoría absoluta pactando con Vox, si se celebraran ahora las elecciones generales. Pero el líder del PP sigue con los complejos y los miedos, como si se considerara menos de derecha que el líder de Vox.

La derecha en España, que ha sido siempre muy perra, es la que es y ha demostrado con creces, cada vez que ha gobernado, lo cruel que puede ser socialmente. La izquierda es más sensible a los problemas de los menos pudientes, pero es que esta izquierda de ahora es una ruina y si no fuera por los millones que van a llegar de Bruselas, a espuertas, nos íbamos a enterar de lo que vale un peine. Ahí está el robo del recibo de la luz, por poner un solo ejemplo. Culpan a Aznar el privatizador, pero sabiendo que fue quien puso la primera piedra para esto que ha venido ahora, así y todo, dijeron que venían para, entre otras cosas, abaratar la luz. Y no podemos poner ni el aire acondicionado, porque no podríamos comer. Ventilador y lavadora de madrugada, mientras nosotros, los gobernantes, seguimos sin bajarnos el sueldo y sin reducir ministerios, asesores y enchufados. Y quieren que le tengamos miedo a la derecha, a Abascal y a Casado, porque son los que les pueden quitar la mamela dentro de dos años o menos. Y nos llaman fachas, franquistas o fascistas a quienes ya no tenemos ningún miedo a la derecha, la dura o la casi dura, porque el miedo del pueblo es el mejor aval de esta plebe que dirige el país.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla