viernes, 23 abril 2021
01:31
, última actualización
Los medios y los días

La pasarela de Mairena y el carguero

Image
30 mar 2021 / 04:46 h - Actualizado: 29 mar 2021 / 17:49 h.
"Los medios y los días"
  • La pasarela de Mairena y el carguero

Cada vez que escucho lo del carguero atascado y liberado en el Canal de Suez me acuerdo de la risa que me entró el otro día leyendo en el Abc el acto de inauguración de la pasarela ciclopeatonal de Mairena del Aljarafe que, por fin, ha unido al polígono PISA con Ciudad Expo tras cuatro años de

parón. Me pregunto que si una pasarela de 167 metros llevaba sin desbloquearse varios años qué pasaría si en el Guadalquivir se atrancara un barco de 400 metros de eslora y 95 de manga como ése que ha taponado el Canal de Suez, ¿cuánto tiempo necesitaríamos para desatascar el río?

La pasarela se anunció en 2017 y decía Martín Laínez en el citado diario que “hasta su montaje, esta obra civil ha sufrido varios «atascos» administrativos fruto del cambio de gobiernos en España y Andalucía, un parón por la pandemia, problemas técnicos añadidos de última hora y algún que otro retroceso achacable a la empresa constructora. Todas estas vicisitudes no han frenado el impulso definitivo que le ha dado la actual Junta, a través de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio”. Menos mal que en lugar de los 900.000 euros que costaba en un principio la cosa se ha quedado en 752.500. Siempre ha resultado tristemente divertido leer prensa y la constante sigue porque si comparamos el sentido común y la razón con la actividad política de la administración todo lo que acontezca es mera coincidencia.

En 1982 llegó Felipe González a la Moncloa y diez años después nos inauguró la Expo, un dispendio que podía haber salido más barato pero que Sevilla necesitaba como gran metrópolis del sur aunque bien que lo estamos pagando dejándonos atrás desde hace años en los presupuestos generales del Estado y aguantando rencores y hasta odios de unos y otros andaluces. En diez años, una Exposición Universal, uno de cuyos frutos fue precisamente Ciudad Expo. Pues para una pasarela de menos de 200 metros, cuatro años de tardanza por el “vuelva usted mañana” o por eso que me llegó a pasar antiguamente en mi juventud cuando guardaba cola en Correos, en la avenida entonces de José Antonio Primo de Rivera, hoy de la Constitución, y al llegar, por fin, a la ventanilla, el funcionario examinaba mis papeles y me decía sin inmutarse: “Aquí falta una póliza de 25 pesetas”. Listo, para una póliza de 25 pesetas a buscar un estanco o a comprarla en otra estancia de Correos pero a la cola de nuevo y como se echaba la hora encima de cerrar la ventanilla, vuelva usted mañana.

La constante sigue, cuando hay puente en San José no se dan números de la pandemia, estamos de fiesta y el virus se va a Baturones a tomarse unas cervezas, esos días da de mano. En la universidad, es queja abrumadoramente mayoritaria las gestiones que los profesores tenemos que hacer para mover un papel de un lado a otro en una mesa.

La pasarela no era un capricho, une nada más y nada menos que una estructura empresarial con un núcleo urbano relevante en el que también se asientan empresas. A falta de un buen tranvía que enlace Gines, Bormujos, Tomares y Mairena, buenas son estas minucias. Pues desde 2017 la plataforma muerta de risa. Ahora llega la derecha y nos descoloca, no sólo reabre un gran hospital público sino que desbloquea la plataforma y tiene en cartera más servicios públicos. No entiendo cómo la izquierda no se ha manifestado contra la apertura de la pasarela de Mairena que tendrá un tufillo a derecha y a Vox horroroso. Si la pasarela -con su indudable interés práctico- estaba más aburrida que los leones de Las Cortes, me pregunto cuándo van a acometer la dignificación del antiguo Puente de Alfonso XIII, el cohete de la Expo, la Venta de los Gatos o el mismo huevo de Colón.


Edictos en El Correo de Andalucía