sábado, 04 diciembre 2021
21:38
, última actualización

Negacionistas, terraplanistas y otras hierbas. ¿Nos están fastidiando el mundo?

Image
24 nov 2021 / 12:47 h - Actualizado: 24 nov 2021 / 13:09 h.
"Opinión","Vacunas","Pandemia","Coronavirus"
  • Negacionistas, terraplanistas y otras hierbas. ¿Nos están fastidiando el mundo?

Yo que soy indio de la India, les puedo contar una experiencia que puede hacernos pensar sobre un asunto que está sobre la mesa en todos los países del mundo. Antes, quiero aclarar que los indios no somos hindúes necesariamente porque ese término se refiere a los que practican el hinduismo (ya saben, la religión esa que no entienden ustedes porque no creen que un dios con cuerpo de elefante pueda representar a un dios decente o algo así). Si ustedes dicen que van a cenar a un restaurante hindú es como si yo dijera que voy a cenar a un restaurante cristiano por estar en España. Pues eso. Ah, y hablamos hindi.

En India, las personas negacionistas tienen un perfil muy determinado: suelen tener un nivel de estudios muy limitado, suelen acceder a la información que encuentran en internet sin filtro alguno y no han leído un libro técnico sobre vacunas jamás en la vida; suelen negar la utilidad y la seguridad de la vacuna contra la Covid-19 aunque están vacunados de otras cosas; y coinciden con los terraplanistas y grupos que defienden teorías conspiranoides en su afán por descubrir un enorme plan de los poderosos que nos tienen atados de pies y manos. En resumen, son personas que rozan la ignorancia en asuntos científicos y que no parece que tengan una base intelectual demasiado estable como para discriminar entre lo razonable, lo técnico, lo falso y lo cierto.

Yo no sé a ustedes, pero a mí alguien que defiende que la Tierra es plana y hace lo mismo al afirmar que con las vacunas nos introducen un micro chip, que nos quieren controlar con el 5G gracias a esas vacunas o que, en realidad, nos están inyectando agua con sal para tener al personal atemorizado, no me da demasiada confianza en el plano intelectual. Pero, vaya, igual soy yo el equivocado.

Eso respecto a los negacionistas. Otro grupo muy distinto son aquellos que deciden no vacunarse y llevar hasta el extremo los cuidados para no infectarse. Son los que dicen que los vacunados también se contagian, que los beneficios no son muchos si los comparamos con los perjuicios que puede ocasionar la vacuna, etc. Tienen una forma de ver las cosas razonada. Pensar distinto es un derecho y, además, hay que respetarlo. Algunos toman nota de los datos que se ofrecen y deciden no vacunarse, pero sin hablar del 5G y sin beber dióxido de cloro porque lo cura todo (es un veneno y hay que estar fatal para beber eso pensando que si el cloro limpia el agua de la piscina puede hacer lo mismo con nuestra sangre; en India tiene muchos fans y en España, por lo que parece, no faltan).

En India tenemos negacionistas y personas contrarias a la vacunación (como individuos porque no les parece mal que el resto se vacune). Lo que hace falta saber es si esos perfiles se repiten en otros países como, por ejemplo, España. Si fuera así, tendríamos que pensar que el mundo depende del capricho de un grupo de gente de unas características casi de película y, tal vez, habría que plantearse dejarse de monsergas y obligar a hacer algunas cosas. Que nadie se lleva las manos a la cabeza porque pagar impuestos es obligatorio y no circular a más e 120 kilómetros por hora y...


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla