Menú
La vida del revés

Paz Padilla es temeraria y un peligro

Image
05 ene 2022 / 10:47 h - Actualizado: 05 ene 2022 / 10:59 h.
"Opinión","Televisión","La vida del revés"
  • Paz Padilla. / EFE
    Paz Padilla. / EFE

Ser atrevido y ser inculto te convierte en temerario. Ser atrevido y andar justo de inteligencia te convierte en un peligro. Ser atrevido, inculto y andar justo de inteligencia te puede servir para presentar programas de televisión; malos, zafios e impresentables, pero programas de televisión que te colocan en una situación de absoluto privilegio para que tus idioteces sean escuchadas y muchas veces asumidas por los que miran la televisión como las vacas miran los trenes pasar.

Paz Padilla es un peligro, es temeraria y presenta programas de televisión. En nombre del amor, ayer se atrevió a decir que una maltratada debe meterse en una habitación para decir te quiero al maltratador porque el amor lo puede todo (cosas como esta y parecidas). Decir esto ayuda poco a que la lucha contra el maltrato machista progrese y se erradique una lacra brutal e injusta que durante siglos las mujeres han estado sufriendo. Además, lo que dice esta mujer es producto de su propia cosecha aderezado con la lectura de un par de panfletos; es decir, lo que esta mujer puede aportar no tiene ningún valor. Es posible que contando chistes su trabajo tenga más lustre porque el pensamiento no es su fuerte. Resulta insultante que una mente tan pequeña tenga tanto espacio en una sociedad que quiere presumir de modernidad.

A un maltratador no se le puede pedir que anteponga el amor a todo lo demás. A una maltratada no se le puede pedir que anteponga el amor a todo lo que le puede ocurrir junto a un maltratador porque puede acabar muerta. Un maltratador no entiende de amor porque es la encarnación del mal y de la violencia. Lo que sí se puede pedir a los que defienden el amor como herramienta infalible ante cualquier circunstancia es que se callen un poquito. Y lo que se debe pedir a las cadenas de televisión es que controlen a los que aparecen en pantalla porque el daño que hacen es superlativo (aunque las audiencias sean importantes, la vida de las personas lo es mucho más).

Paz Padilla debería dedicarse a contar chistes y poco más. Sus limitaciones son enormes y resulta incomprensible cómo se la permite continuar diciendo las cosas que dice un día tras otro. Ya está bien.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos