viernes, 21 febrero 2020
04:23
, última actualización

Radiópolis, una ciudad en la radio

12 abr 2015 / 18:48 h - Actualizado: 12 abr 2015 / 20:29 h.
"Comunicación"

Radiópolis resiste en su trinchera de la 88.0 de la FM. La emisora sevillana, que heredó el espíritu del Mayo del 68 o se anticipó al alma del 15-M, promovió el sábado un maratón radiofónico para llamar la atención sobre el cerrojazo municipal que supondría la concesión del espacio que ocupan, la torre de aguja de Renfe, a otra entidad prestigiosa, como La Imperdible. No parece muy serio que, en vísperas de las elecciones municipales, el Consistorio pretenda echar a pelear a dos entidades de tanta complicidad y solvencia. Pero todos los indicios apuntan hacia ello, salvo que pueda fraguarse una solución aceptable para ambas partes, una hipótesis viable en tiempos de Salomón pero que parece de un tiempo a esta parte en entredicho.

Sin respaldo económico municipal en la actualidad, Radiópolis nació de los Presupuestos Participativos del Ayuntamiento en 2007, quizá porque los rojos hicieron mucho más que degustar mariscos en Bruselas. No es una emisora sin papeles, incluso cuentan con el documento de recepción de su sede, cuenta con el respaldo de más de 30 colectivos y asociaciones ciudadanas, al tiempo que fabrican 50 programas de elaboración propia y con un acento esencialmente humano. En su pedigrí, figura su pertenencia a la Red de Radios Municipales y Ciudadanas de Andalucía o su presencia en el Foro Andaluz de la Comunicación. Así que lo que cabe preguntarse es por qué quieren darle un portazo en lugar de darle un premio.

Quizá porque Radiópolis cumpla al pie de la letra su condición de radio comunitaria y no la de voz de su amo. En ocho años y como corresponde a su nombre propio, sus profesionales y amateurs han logrado meter a una ciudad en la radio y esa alquimia puede resultar peligrosa para quienes pretenden meter a la ciudadanía en un redil.


  • 1