martes, 07 diciembre 2021
12:28
, última actualización
Los medios y los días

Rojos al Pregón de Semana Santa

Image
07 oct 2019 / 07:55 h - Actualizado: 07 oct 2019 / 07:55 h.
"Laboral","Vendimia","Entrevista","Gavidia","Tribuna","Fundación Cruzcampo","Semana Santa","Los medios y los días"
  • Rojos al Pregón de Semana Santa

Leo que han designado pregonero de la Semana Santa a Julio Cuesta y me alegro mucho por él y por Sevilla. El nuevo pregonero siempre está metido en alguna causa de servicio a los demás y gracias a él se han desarrollado en esta ciudad montones de actos culturales, eso sin contar con su positivo protagonismo en la Expo y todo lo que ha aportado desde la Fundación Cruzcampo.

Dicho esto, ¿para cuándo un pregonero rojo en Semana Santa? ¿Será eso posible algún siglo de estos? José María Javierre fue pregonero pero no era rojo, le llamaron “el cura rojo” cuando se atrevió a lanzar una sección laboral en este diario con la colaboración de otro cura, Eduardo Chinarro, que sí era rojo porque yo hablo de rojos de verdad, no de rosas. Chinarro era jesuita y conoció de cerca a Felipe González cuando era rojo y llevaba la chaqueta de pana. Dicen que, gracias a Chinarro, el que fuera subdirector de El Correo, Juan Holgado Mejías, le pudo hacer a Felipe la primera entrevista aún en la clandestinidad.

Otro cura rojo de verdad era José María Casasola, militante de Organización Comunista de España-Bandera Roja, un partido promaoísta de mis tiempos. A Casasola lo echaron de los franciscanos, durante el tardofranquismo y la transición estuvo en Sevilla dando quebraderos de cabeza. Me contaron una vez que en los calabozos de la Gavidia le daba por cantar La Internacional ante la desesperación de los “grises” que lo custodiaban. En Sevilla fue cura por La Corza y por Torreblanca y ejerció como albañil también. En los años ochenta se fue a Nicaragua a apoyar la revolución sandinista, junto al cura, poeta y ministro sandinista Ernesto Cardenal, al que Juan Pablo II le echó la bronca delante de todo el mundo nada más llegar “el papa viajero” a Nicaragua hacia 1984. ¿Se imaginan al padre Casasola ofreciendo el pregón de Semana Santa en el Maestranza?

Como Dios los cría y ellos solos se juntan, Casasola conoció al padre Diamantino García, el cura “desterrado” en Los Corrales y Martín de la Jara. A Diamantino sí lo conocí personalmente: “Donde va el rebaño va el pastor”, me decía. Y si su rebaño se iba a Francia a la vendimia o a Navarra a los espárragos, allá que iba él. Me afectó mucho su muerte, me hubiera gustado escucharlo como pregonero de la Semana Santa de Sevilla.

Hay más rojos, pero no se puede pasar por alto al profesor Isidoro Moreno Navarro porque es uno de los grandes especialistas en Semana Santa en general y de Sevilla en particular. ¿Podré escuchar su voz o a alguna similar a la suya o a la de los curas antes mentados en la tribuna del pregón de la Semana Santa de Sevilla?

El Papa de ahora tiene un estilo más “atrevido” con la forma de pensar y de sentir en católico. Una vez hasta dijo que "son los comunistas los que piensan como los cristianos" y que prefería a un ateo coherente a un católico hipócrita. Claro que Sevilla es más papista que el Papa, hasta se adelantó a Roma en el tema de la Inmaculada, lo cantaba el roquero Silvio: “María es, / la Pura Concepción, / que antes que Roma/ mi Sevilla proclamó”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla