lunes, 14 octubre 2019
22:14
, última actualización

Si lo cuentas,
lo sabrán

29 mar 2018 / 19:49 h - Actualizado: 29 mar 2018 / 20:53 h.

Se ha liado parda con la filtración de los datos de Facebook a un empresa de análisis de datos. Debo ser de los pocos que no se han extrañado. Si no, a santo de qué va a crear nadie una red social con millones de personas, si no es para saber lo que les gusta, lo que comparten y lo que les interesa. Y buena parte de la culpa la tenemos nosotros, los usuarios.

Compartimos sin pudor fotos de nuestros hijos, de nuestras casas, de nuestros coches, nuestras vacaciones, nuestras mascotas, nuestra vida, en general, ¿y luego nos asombramos de lo que sabe Facebook sobre nosotros? ¡¡Venga ya!!

La culpa es nuestra casi al 90 por ciento. El otro 10 por ciento se lo dejo a los programadores. En esta época digital o se acepta la perdida de privacidad o te quedas en el paleolítico.

Hay aplicaciones de teclado para smartphones en las que, al aceptar las condiciones, aceptas que el programa pueda saber todo lo que escribes o tecleas, incluyendo contraseñas de bancos, etc. Y vamos y, con dos cojones, le damos a Aceptar, tan solo porque el diseño es chulo y queda guapo en nuestro teléfono.

Da hasta miedo comprobar lo localizado que te tiene Google, que sabe hasta mejor que tú mismo donde has estado. A eso le tenemos que sumar que las Condiciones Legales de cualquier programa o teléfono es como el guion junto de todos los capítulos de Arrayán, y le damos a Aceptar sin tan siquiera leer la primera línea.

En definitiva, que nos dan coba, sí, pero que tampoco hacemos mucho porque dejen de dárnosla. ¿O no?


  • 1