Menú
La Tostá

Un cantaor de película

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
25 jul 2022 / 10:03 h - Actualizado: 25 jul 2022 / 10:05 h.
"Flamenco","La Tostá"
  • El Pele.
    El Pele.

Si hay un cantaor al que valoro por encima de todos, y al que quiero en lo personal, es el Pele de Córdoba. El sábado estuve con él en la Pipirrana Flamenca de Mancha Real (Jaén), donde me habló de la película que van a hacer sobre su vida, y volvió a cantar de una manera sobrehumana a pesar de que el calor nos ahogaba y desafinaba las cuerdas de la guitarra. Si hay actualmente un cantaor de película, es el cordobés. El gitanito pobre que nació con el don del arte y de la voz cantaora para decirle al mundo que el cante jondo no es solo una técnica que se aprende, sino un grito que sale de lo más hondo del alma del que canta. El Pele no es un cantaor con la lección aprendida, de los que tanto abundan, sino el cantaor por excelencia: don, rajo gitano, alma, compás, creatividad improvisada, espontaneidad y locura. No ha habido un solo genio del cante que no haya tenido ese puntito de bendita locura que tiene El Moreno, como lo llama su hijo. El cantante y productor estadounidense Quincy Jones me dijo una noche en el Festival de Jazz de Montreux (Suiza), en presencia de Camarón, que era un negro andaluz que cantaba flamenco. Se volvió loco con él, pero acabó queriendo comprar los derechos de la obra del genio de la Isla de San Fernando. “El gachó este ha cambiao, Manué”, me dijo el Pele esa noche. Era su gran oportunidad de conquistar el mundo por ser el dueño de una voz única, un sonido negro que también enamoró al gran Mile Davis. Supongo que todo esto aparecerá en su película, con la que está que no cabe en el pellejo. Estamos en el tiempo de los documentales flamencos, que pueden llegar a ser toda una industria. Hoy mismo yo tenía que participar en uno sobre Rafael Riqueni en un teatro de Arahal, que al final será en septiembre. Se está haciendo otro de Fernanda y Bernarda de Utrera y cuando nos demos cuenta no habrá un solo artista flamenco sin su película. El Pele está tan feliz con el proyecto que va hablando de él por todas partes, y el sábado, que estaba especialmente contento, cantó por soleá como ya nadie sería capaz de hacerlo. Y por seguiriyas. No sé cómo le queda voz, pero así es. La tiene mejor que nunca, además, porque la ha templado. La tendrá siempre porque posee una técnica natural que le va a permitir conservarla, como ocurrió con Pastora Pavón o Mairena, que murieron con la voz intacta. Y mientras el maestro cordobés conserve esa voz y la cabeza medio en su sitio, el cante de verdad no se quedará huérfano del todo.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos