viernes, 20 septiembre 2019
11:40
, última actualización
La vida del revés

Vuelve el Estado Islámico

25 ago 2019 / 22:34 h - Actualizado: 25 ago 2019 / 21:38 h.
  • Vuelve el Estado Islámico

La ONU ha publicado un informe sobre la situación en la que se encuentra el Estado Islámico (IS es como se nombra en el informe por las siglas en inglés). Otras organizaciones ya lo habían hecho anteriormente y todas, incluida la ONU, coinciden en que Estado Islámico volverá a la carga de aquí a final de año.

Si alguien pensaba que el Estado Islámico había desaparecido estaba equivocado. Por ejemplo, sus finanzas suman, seguro, más de 50 millones de dólares aunque podrían llegar hasta los 300 millones. No hay otra banda terrorista que maneje esas cantidades de dinero. Por otra parte, que los atentados que se han seguido produciendo no afecten al mundo occidental no hace que sean imaginaciones o una escena de nuestra serie preferida. Cerca de 300 personas han muerto en atentados yihadistas en lo que va de año en Irak. Una boda o un cuartel de las fuerzas de seguridad en Diyala pueden ser objetivos. Esos salvajes no hacen distinciones.

Los expertos del comité de antiterrorismo del Consejo de Seguridad de la ONU lo han dejado bien claro: «En cuanto tenga el tiempo y el espacio para reinvertir en sus operaciones externas, el IS dirigirá y facilitará ataques internacionales junto a los atentados inspirados en el grupo que siguen produciéndose en muchos lugares del planeta».

Es evidente que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estarán haciendo su trabajo con eficacia. Los profesionales que cuidan de nuestra seguridad están acostumbrados a los atentados. No hace tanto tiempo que nos libramos de la lacra de los asesinos de ETA. Pero es necesario que desde occidente se fije la atención en el núcleo real y más poderoso del problema. ¿Se puede tranquilizar una zona del mundo cualquiera mientras allí se pasa hambre y la guerra arrasa con todo? ¿Se pueden mantener campos de refugiados durante meses sin dar una solución? ¿Son esos campos caldo de cultivo para radicalización de ideas políticas o religiosas? ¿Qué intereses gruesos se encuentran detrás del Estado Islámico? ¿De dónde sale el dinero que financia a estos salvajes?

No podemos conformarnos con que no nos toque y que las bombas estallen lejos. Tarde o temprano lo harán aquí. Y es necesario reflexionar seriamente sobre un problema que los políticos han dado por acabado sin estarlo. Los políticos. Siempre llegamos a lo mismo si hay que lamentarse. Los políticos.


  • 1