martes, 25 enero 2022
16:19
, última actualización
La vida del revés

Ya hay ganador del sorteo de Euromillones ¿Ya hay otro infeliz en potencia?

Image
16 oct 2021 / 09:30 h - Actualizado: 16 oct 2021 / 09:44 h.
"Opinión","La vida del revés","Euromillones"
  • Ya hay ganador del sorteo de Euromillones ¿Ya hay otro infeliz en potencia?

Parece ser que un ciudadano francés ha acertado los números del sorteo conocido como Euromillones y podrá recibir un bonito cheque por importe de 220.000.000 de euros. Es decir, sea quien sea este sujeto, tiene la vida resuelta. Él, su familia, las próximas generaciones que lleven su apellido...

Enhorabuena al ganador y le deseo, además, mucha salud para que lo disfrute. Pero, al mismo tiempo de mostrar mi alegría, me pregunto si alguien es capaz de gestionar esa cantidad de dinero sin cometer errores irreparables que le hagan infeliz; me pregunto si no es obsceno del todo que alguien reciba esa cantidad de dinero y que la pobreza extrema sea la causa mayor de muerte entre los niños de todo el mundo. No, no es demagogia. El dinero puede volver loco a cualquiera y es necesario recordar que el dinero del premio corresponde a la recaudación que se hace entre los participantes; es decir, somos capaces de jugarnos un dinero para que se lo lleven unos pocos y no lo somos si nos proponen donarlo; nos alegra y nos nubla la vista que alguien sea millonario de la noche a la mañana al mismo tiempo que no nos inmutamos viendo imágenes terribles en las que la violencia, el hambre o las catástrofes se ceban con los más débiles.

220 millones de euros es un dinero que podría arreglar problemas gruesos en países de todo el mundo; 220 millones de euros es una cantidad de dinero que a muchos se nos va de la cabeza y no alcanzamos a comprender lo que representa. 220 millones de euros en manos una sola persona no debería estar permitido por una cuestión de ética. Del mismo modo que alguien no puede acumular sumas disparatadas por grande que sean los logros. Esas cantidades son una muestra de nuestra decadencia moral.

El problema del ganador de los Euromillones se podría resolver con 10 o 15 millones; el de cualquiera de nosotros. La percepción que tenemos del mundo no puede ser esta porque millones de personas sufren en este mismo instante, mueren de hambre en este mismo instante, son mutilados y asesinados en este mismo instante y eso es el producto de la injusticia y la desigualdad en el mundo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla