viernes, 20 septiembre 2019
17:25
, última actualización
Feria de Abril 2019

Las heroínas de Joselito El Gallo, 56

La constancia de cinco mujeres del Círculo Rociero de Pino Montano obtiene este año su recompensa al recuperar la caseta perdida hace 22 años. Es una de las cuatro nuevas de esta edición de la Feria

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
07 may 2019 / 12:38 h - Actualizado: 07 may 2019 / 20:37 h.
  • Las heroínas de Joselito El Gallo, 56
  • Foto de familia de todos los socios en la noche del Alumbrado. Foto: El Correo.
    Foto de familia de todos los socios en la noche del Alumbrado. Foto: El Correo.

Aurora López nunca olvidará el momento «de locura» que experimentó cuando conoció la noticia hace solo unos meses: «Estaba preparando una barbacoa. Cuando me llamaron para decirme que teníamos caseta de Feria, chillé lo más grande y me puse a dar carreras por el campo. Fue una alegría inmensa. Estaba todo el mundo loco de contento». Se hacía entonces realidad «el sueño» para este grupo de amigos de la asociación del Círculo Rociero de Pino Montano. Después de 22 largos años, en la Feria de 2019 volvían a hacerse un hueco en el Real subsanándose así «el despiste» de fecha en la renovación de la solicitud.

‘Arena y Farolillo’, en Joselito El Gallo, 56, en una de las cuatro vacantes que este año se han renovado e integrado al listado de las 1.052 casetas que conforman la ciudad efímera de Los Remedios. No todos los que comenzaron con esta ilusión han podido ver el desenlace, dado lo complicado de tener una oportunidad ante la alta demanda de solicitudes que actualmente está en 1.120 (como para montar otra Feria paralela). Solo 36 de los más de cien socios del Círculo Rociero han sido testigos de esta vuelta al albero feriante. En ello mucho han tenido que ver cinco mujeres que hace cuatro años tomaron las riendas de la entidad.

Aurora López, Amparo Díaz-Pavón (presidenta de la comisión), María Dolores Díaz-Pavón, Natividad Hernández y Beatriz Fernández asumieron el testigo de aquellos socios que nunca desistieron en este empeño por más primaveras que pasaran y las fuerzas fueran desgastándose. Sin dudarlo, ellas se pusieron al mando de la comisión encargada de recuperar la caseta de Feria: «Decidimos insistir y poner cuotas simbólicas para el momento en el que nos la concedieran».

Así, año tras año, estas cinco mujeres acudían en plazo y forma a la delegación de Fiestas Mayores, donde rellenaban y presentaban el papeleo requerido con la intención de que pronto les llegaría la hora. De hecho, el año pasado estuvieron cerca, aunque, como recuerdan, «el alcalde Espadas pasó de ampliar el número de casetas a adjudicare las tres que quedaron libres a los turistas».

Las heroínas de Joselito El Gallo, 56
Momentos iniciales del montaje de la recuperada caseta. Foto: El Correo.

«En un mundo de hombres, hemos tenido dos pares»

Sin embargo, en 2019 les llegó la recompensa a su «constancia, dedicación y fe». Estas cinco mujeres recuperaban al fin lo que se perdió en 1997 «por un despiste» de la persona encargada de presentar los papeles para la renovación de la licencia de la caseta. «Fue una pena. Por un despiste, lo presentó un día después, fuera de plazo. Fue un mazazo para todos. Algunos han fallecido sin poder ver cómo volvíamos a tener una caseta», se lamenta Aurora López.

La heroicidad de estas cinco mujeres les llevó a organizarlo todo en apenas cuatro meses. Reconocen que el camino no ha sido fácil, en especial en cuanto a las tareas de montaje y organización. «Esto es un mundo de hombres pero nosotras hemos tenido dos pares, y ahí está la caseta montada, sin problemas», resume Aurora mientras contempla orgullosa el buen ambiente que reina en su interior.

«Lo bonito que es llegar, encontrarte a gente que conoces, saludarlas a todas... En definitiva, la familiaridad que tenemos todos, aunque seamos de Sevilla Este, Alcosa, Pino Montano o La Macarena. Nos une el amor a nuestras tradiciones, como la Semana Santa y El Rocío. De hecho, durante el año organizamos diferentes actos de convivencia, como una peregrinación, un camino de los niños, nuestro pregón de Semana Santa y del Rocío... Ahora está la caseta de Feria, como un acto extraordinario».

De hecho, Joselito el Gallo, 56 se ha convertido esta semana en el hogar de estos socios y amigos. Todos lo viven de manera intensa, aunque cada cual con sus recuerdos y sus ritos heredados de los mayores. «¿En Feria? Yo no trabajo en Feria, ni hablar... esta semana hay que estar donde hay que estar, aquí en el Real y punto”/ “Ya ves la alegría que tenemos. Hay quien está estrenando hasta traje de flamenca” / “La noche de pescaíto fue muy bonita. Nos hicimos todos juntos la primera foto de familia en la puerta de la caseta. Esa ya es para la historia” / “No dejamos de acordarnos de los socios que se han quedado en el camino... Seguro que estarán celebrándolo y bailando unas sevillanas en el cielo».

Testimonios y vivencias de una Feria de estreno para quienes vuelven a ser por derecho inquilinos de un Real que sienten como suyo. Así es la trastienda de ‘Arena y farolillos’ en este semana memorable. Eso sí, a partir de ahora, sin repetir errores del pasado: «El año que viene, el primer día del plazo de renovación, ahí vamos a estar. Como un clavo», concluyen las cinco feriantas más tenaces y dichosas de Sevilla. Un brindis por ellas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016