sábado, 25 septiembre 2021
22:31
, última actualización

Sanz destaca que la «rápida» intervención policial en el caso del párroco evitó un posible segundo homicidio

La Policía detuvo al presunto homicida cuando supuestamente se dirigía a casa de su pareja y sobrina de la víctima en el barrio de Triana

17 jul 2015 / 14:00 h - Actualizado: 18 jul 2015 / 12:41 h.
"Sucesos","El crimen del vicario"

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado este viernes la «gran eficacia» y la «rápida» intervención de la Policía Nacional, que «en minutos» detuvo al presunto autor de la muerte a cuchilladas del vicario parroquial de San Isidoro, Carlos Martínez Pérez, y ha valorado que «gracias a esta detención» se evitó «una posible agresión que pudiera ser de violencia de género», ya que fue apresado cuando se dirigía supuestamente a casa de su mujer y sobrina de la víctima en Triana.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla tras presidir la toma de posesión del nuevo comisario provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Sevilla, Francisco Gil Montero, Sanz ha lamentado el fallecimiento del párroco y ha transmitido al arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, y a la Iglesia «todo nuestro pesar» por la muerte, ocurrida cuando el fallecido se dirigía a su vivienda en la calle Francisco Carrión Mejías, en el centro de la capital hispalense.

El delegado del Gobierno ha reconocido «la eficacia en el trabajo» de la Policía Nacional, ya que esta actuación se suma a la resolución de dos situaciones «también complejas» vividas en los últimos días en Sevilla, como son la agresión mortal a una limpiadora del centro comercial Nervión Plaza y las presuntas agresiones sexuales ocurridas en el aparcamiento ubicado junto al Hospital de Valme, que «estaba generando un preocupante pánico» en esta zona, hechos por los que fueron detenidos «en muy pocas horas» dos menores de edad.

«NO HABIA DENUNCIAS PREVIAS»

Sanz, que ha abogado por dejar avanzar a la investigación policial y judicial para que se aclaren las circunstancias en que se produjo el fallecimiento del párroco, ha puesto de manifiesto que, en este caso, «no existían denuncias previas», aunque no se ha querido pronunciar sobre el presunto móvil que habría llevado al detenido a acabar con la vida del tío de su pareja.

«Sí parece que el detenido pudiera tener otras intenciones y que la Policía haya podido salvar de la sinrazón de una persona otro posible caso que hubiera agravado todavía más la situación», ha señalado el delegado del Gobierno en Andalucía, que ha valorado la «fundamental» labor que realiza la Policía «desde el punto de vista de su presencia constante en la calle y en agilizar los tiempos de respuesta».

De su lado, el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, Francisco Perea, ha resaltado igualmente «la eficacia y rapidez» en la respuesta policial, que a través de la Sala «manejó una serie de informaciones que nos hicieron pensar la posibilidad» de que el presunto agresor «no se conforme con lo que ha hecho», de manera que en ese sentido se montó el operativo para evitar que pudiera dirigirse a casa de su pareja con la supuesta intención de acabar también con su vida.

«Ha sido un éxito dentro de que, lógicamente, hay un fallecido que no hemos podido evitar porque eso es así», pero «por lo menos el autor está detenido, el arma homicida recuperada y será puesto a disposición judicial en breve», ha concluido Perea.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla