jueves, 05 diciembre 2019
22:13
, última actualización

Si no puede mantener una mascota, compre un peluche

Desde que llega a casa, desparasitación, vacunas, comida, camita, juguetes... todo hay que tenerlo en cuenta antes de decidir tener una mascota

29 oct 2016 / 07:00 h - Actualizado: 29 oct 2016 / 08:41 h.

Hablar de dinero cuando nos estamos refiriendo a seres vivos es, cuanto menos, indecente. Pero más vale prevenir que lamentar y, siguiendo con los refranes, aunque nadie escarmienta en cabeza ajena y se ve que las campañas que se realizan cada año no sirven de mucho, hay que recordar que un perro, un gato o cualquier otra mascota, no es un juguete, y que tener una mascota en casa cuesta dinero, que para la gran mayoría de sus propietarios es dinero bien empleado, que no cuesta nada a cambio de la compañía y el amor incondicional que ofrecen, pero que no se trata de una cifra insignificante.

Así lo reconoce Rosa Medina, propietaria de la Clínica Veterinaria Oromana, de Alcalá de Guadaíra: «Una mascota es un artículo de lujo y es a la vez un tema complicado. No se puede comparar con otras aficiones o un hobby porque estamos hablando de seres vivos y antes de decidirse a tener uno hay que tener coherencia y cabeza». No sólo sobre si su estilo de vida se adapta a tener una mascota, en cuanto a tiempo y dinero, sino incluso, si ya está decidido a tenerlo, hay que fijarse en el tamaño: «No es igual el gasto en alimentación e incluso en medicamentos o hasta en el pelado de un perro grande a uno pequeño, cuyo coste es menor en todos los casos», destaca Medina. También tiene que tener en cuenta previamente si se va a cansar cuando su pequeño y juguetón cachorro crezca o se haga anciano, con los consiguientes achaques propios de la edad, pero los nuevos dueños no suelen tenerlo en cuenta.

En cuanto al gasto veterinario reconoce que «somos caros, somos conscientes de ello, pero porque partimos de productos caros y de un solo uso, y además los impuestos son caros», ya que en los últimos años subió de un ocho a un 21 por ciento.

En estas páginas se hace un análisis de lo que conlleva tener una mascota, aunque, en todo caso, su veterinario es el mejor consejero para explicarle qué necesita su mascota y todo lo que ofrece el mercado. En cualquier caso, lo que más desea es su amor, y ese es gratis.

Adopción

Hay mascotas esperando
Comencemos por el principio: adopte, nunca compre, porque hay miles de perros y gatos en protectoras, refugios y en la calle de todas las edades, razas y condición que esperan que alguien le mire a los ojos y se enamore de él, y se lo lleve a casa para compartir sus días de juegos y somnolencia. En este primer paso hay que pagar el primer peaje que es distinto en cada caso.

Si adopta un perro o gato de la calle, abandonado o maltratado, es gratis, si bien el primer paso es llevarlo al veterinario para comprobar si está bien de salud, si tiene algún tipo de parásitos externos o internos, dependiendo de la edad que tenga, si no es demasiado pequeño, tendrá que ponerle las primeras vacunas, y ponerle el chip identificativo. Si es un bebé estas dos se harán en una segunda visita, cuando tenga al menos cuatro meses. Todo esto cambia si adopta a su mascota en una protectora de animales. Generalmente, y dependiendo de la edad de la mascota que desee adoptar, le entregan al animal ya desparasitado y con las primeras vacunas puestas. También suelen darlo ya esterilizado o con el compromiso de esterilizarlo cuando llegue a la edad necesaria. En este caso, para adoptarla tendrá que pagar un importe que va en el caso de los perros entre 80 y 160 euros, en función del tratamiento ya realizado, y en los gatos entre 30 y 100 euros.

Otra cosa a tener en cuenta, y que supone que varíe también el coste a la hora de esterilizar es si es macho o hembra, ya que es mucho más caro el de las hembras al tratarse de una operación mucho más complicada. De ahí que en muchos casos –y sobre todo en el caso de las gatas negras– sean menos adoptadas.

Vacunas y desparasitación

Por su salud, por nuestra salud

Por la salud de su mascota, y la suya propia, lo ideal es que su perro o gato reciba las vacunas prescritas, con un calendario específico y amplio el primer año, e igual de importante es la desparasitación interna y externa. En el caso del perro, ya en su cuarta semana debe ser desparasitado, a la sexta recibir la vacuna puppy, contra el moquillo canino y la parvovirosis canina (25 euros aprox.), a las nueve semanas la pentavalente, que protege contra cinco enfermedades: difteria, tos convulsa, tétanos, influenza tipo b y hepatitis B, y que se vuelve a repetir en la semana 12 (33 euros cada vez). En la semana 16 habría que vacunarlo de la tos de las perreras, parecida a la tosferina humana, y ya en la semana 20 hay que vacunarlo de la rabia, la única obligatoria por ley, que se repite cuatro semanas después (30 euros cada vez). Y ya luego es solo una vez al año. En cuanto a la desparasitación, la interna, que es trimestral, depende del peso (entre 4,50 y 8,20 euros, aprox.), y la externa, si es por pipeta es mensual y si es collar, cada seis u ocho meses. En el caso de los gatos, la desparasitación interna es igual y la externa mejor con pipeta. Y las vacunas son las mismas, salvo la tos de las perreras: a los dos meses la primera pentavalente (40 euros), y se repite un mes después; y la de la rabia a los cuatro y a los cinco meses (30 euros) y luego una vez al año.

Alimentación

Pienso de gamas medias, altas, bajas, todo influye en su salud

Entre los gastos fijos que lleva acarreada la posesión de una mascota es su alimentación. Aunque antes –y aún sigue en muchas casas– los perros y gatos se alimentaban de las sobras de la comida o de una mezcla poco apetecible de restos de carne y arroz blanco, los veterinarios aconsejan que la base de su alimentación sea el pienso, un alimento seco y complejo que, según su calidad, debe incluir todos los nutrientes que necesita nuestra mascota... y siempre acompañado de un recipiente limpio con agua fresca. La variedad en cuanto a calidad y precio es inabarcable, ya sean de gama baja, media o alta, marcas blancas o específicas para algún tipo de enfermedad, que en este caso sólo se venden en clínicas veterinarias, aunque el mercado de internet es infinito y se puede adquirir de todo.

Así, hay mucha variedad dependiendo de sus recursos económicos pero hay que tener en cuenta que un buen pienso mejorará la calidad de vida de su mascota: desde el pelo, dientes o huesos hasta el tránsito intestinal o urinario. Entre las marcas más baratas, están las blancas de las cadenas de alimentación, cuyo precio puede ser de sólo 0,59 euros el kilo (en DIA, AS alimento para perros completo con buey bolsa 10 Kg) o incluso a 0,10 (también en DIA, Purina Dogmenu alimento para perros con buey y verduras bolsa 7,5 Kg, 7,65 euros). También en este perfil de precios, aunque algo superior también en variedad, se pueden incluir las marcas Brekkies, Friskies o Whiskas con precios entre 1,77 euros el kilo a 2,50, aproximadamente.

Ya en la gama media podemos incluir los productos de marca ONE o Ultima, cuyo precio está en unos 3,40 euros el kilo en los centros comerciales, aunque si los compra por internet el precio puede bajar hasta los 2,80 euros/kilo.

En la gama más alta se sitúan marcas como Royal Canin, Eukanuba, Hills, que también tienen productos específicos que se venden en clínicas veterinarias. En este caso los precios se sitúan a partir de los seis o siete euros el kilo, aunque en internet los puede encontrar desde 4,50 euros/kilo.

En el caso de los gatos, las marcas son las mismas aunque los precios suelen ser algo más caros. Además, buena parte de los felinos caseros están esterilizados, por lo que existe una amplia gama de alimentación específica para evitar, sobre todo, el sobrepeso habitual. En estos casos el precio también suele ser superior: en torno a los 2,30 las marcas más baratas (1,44 la propia de DIA) y en el caso de Ultima llega a los 4,50 euros el kilo.

Artículos

Camita, comedero, transportín, pelota, arañador...

Aunque no quiera gastar mucho dinero en su mascota, hay algunos artículos que son imprescindibles desde su llegada a casa. Los primeros que debe encontrar son un comedero y un bebedero; los hay de plástico, acero inoxidable o cerámica desde tres euros la unidad. A estos hay que sumar las pequeñas fuentes, para que nuestras mascotas beban agua fresca y filtrada, cuyo precio puede alcanzar hasta los 50 euros, aunque las hay más baratas, y también depende del tamaño del animal y, por tanto, de la fuente.

Otro elemento importante, salvo que viva cerca de un veterinario o no quiera viajar con su mascota, es el transportín. También aquí los tipos, precios y tamaños son muy dispares. Para perros los puede encontrar desde 30 hasta 160 euros, dependiendo de la calidad y el tamaño. En el caso de los gatos, los hay tipo bolsa o rígidos y su precio oscila entre los 20 y los 70 euros. Y para pasear al perro, una correa adaptada a su tamaño y fuerza: desde ocho euros a los 170 de los collares de adiestramiento profesionales.

También es importante la cama donde quiera que duerma su mascota, aunque no es seguro que la vaya a utilizar y, salvo que lo enseñe desde pequeño, es probable que prefiera el sofá o incluso su cama. Entre 20 y 80 euros hay una amplia variedad de camas, cojines y mantas para sus mascotas.

Luego están los juguetes para mantener activa a su mascota. Desde dos euros hasta 40 la gama es amplísima, como podrá comprobar si entra en alguna de las páginas web que se dedican a la venta de productos para mascotas, se acerca a una tienda de productos veterinarios o al área correspondiente en algún centro comercial. También están los productos de belleza: para peinarlos, cortarles el pelo o las uñas...

A todos estos en el caso de los gatos hay que sumar los rascadores. Aquí la gama también es muy variada y puede encontrarlos desde 20 hasta 250 euros o más las grandes torres que no solo les sirven para sus uñas sino también para jugar activamente e incluso dormir. No es necesario gastar tanto, pero sí tener uno con suficiente peso como para que su gato no lo arrastre al rascarlo, y no olvide que si se acostumbra a arañar su rascador dejará tranquilo su sofá.

Enfermedad

Consultas y fármacos

Cuando tienes una mascota sabes que en algún momento de su vida, sobre todo si es mayor, va a sufrir alguna enfermedad de la que deberá ser tratada. En el coste de estos casos debemos incluir desde la consulta (dependiendo de la clínica, de 30 euros a 80 en caso de urgencia, aproximadamente, y hay también clínicas con un fijo al año que las incluye), a las pruebas de laboratorio, que depende de la patología que sea analizada, las ecografías, que si son especializadas pueden alcanzar los 70 euros, y los medicamentos, que son imposibles de calcular en cuanto al coste porque son tan diversos como enfermedades puedan tener nuestras mascotas. Aunque no son baratos. Mención aparte merece la esterilización, aunque en los perros no es tan habitual, sí lo es en los gatos. En este caso difiere si se trata de un macho, cuyo precio está entre 40 y 70 euros, o una hembra, entre 100 y 170.

Muerte

Desde la inyección a la incineración

También hay que pensar en el momento final, la muerte de nuestra mascota. Si no fallece por muerte natural, de repente, en casa, lo habitual es que tras serle detectada una enfermedad en estado incurable, y esté sufriendo sin remedio se le ponga una inyección para acabar con su vida de manera plácida. El precio depende del tamaño del animal por la cantidad del medicamento necesario. Después, si cuenta con un terreno en el que pueda enterrarlo convenientemente, resguardado del resto de sus mascotas, le saldrá gratis. Si no es así, hay empresas que se dedican a la incineración de animales domésticos. Así, tras la inyección que le hará dormir y descansar de la enfermedad incurable que padezca, si no muere de repente en su casa, será su propia clínica veterinaria la que se encargue de remitir sus restos a la citada empresa incineradora. También hay cementerios de animales. La suma del coste de ambas cosas supera los 100 euros.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016