domingo, 24 octubre 2021
20:45
, última actualización

Los parados del pueblo, entre la reapertura y la agricultura

Una treintena de avutardas bloquea un proyecto agrícola como posible alternativa económica

24 abr 2018 / 19:23 h - Actualizado: 25 abr 2018 / 14:20 h.
"Economía","Minería","Aniversario del vertido de Boliden","20 años después del vertido de Aznalcóllar"
  • Peces muertos como consecuencia del vertido a los ríos Agrio y Guadiamar. / El Correo
    Peces muertos como consecuencia del vertido a los ríos Agrio y Guadiamar. / El Correo

Casi mil vecinos de Aznacóllar están esperando la reapertura de la mina para salir de las listas del paro, en un municipio donde la agricultura también podría ser su salida laboral, si bien su gran proyecto agrícola no tiene licencia ambiental.

El pasado 29 de enero se cumplían 16 años del cierre de la mina y hoy se cumple el 20 aniversario del vertido que la hizo comenzar a languidecer, y en el municipio están pendientes de una reapertura sin fecha oficial.

En esta localidad, donde el desempleo afecta a uno de cada seis vecinos, es fácil encontrar a personas en paro que han depositado su currículo en la bolsa de la trabajo de la mina, que tiene otra alternativa, un proyecto agrícola que solucionaría la crisis local pero aún sin licencia. Hay 2.000 hectáreas de regadíos dispuestas a ser explotadas que se han encontrado con una población más o menos estable de avutardas, un ave protegida que impide que se pueda arar un solo metro cuadrado.

El alcalde, Juan José Fernández (IU), indicó en declaraciones a Efe, que hay aprobados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) seis hectómetros cúbicos para abastecer la Presa del Agrio, a 400 metros de las tierras del proyecto, «con destino a seguir evitando que mi pueblo se muera de hambre, pero la Junta no me da el permiso que necesitamos».

Según explican a Efe fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, el suelo de la zona no puede ser agrícola mientras el censo de avutardas detecte un solo ejemplar, y son 28 los que se ha comprobado que viven en el entorno, según los datos del último muestreo del Departamento de Geobiodiversidad de la Consejería de Medio Ambiente, realizado en 2016.

El estudio de la Junta comprende toda la zona denominada Campo de Tejada, con los términos municipales de Escacena del Campo, Paterna del Campo, Manzanilla, Villalba del Alcor, La Palma del Condado y Villarrasa (Huelva) y Castilleja del Campo, Aznalcóllar, Sanlúcar la Mayor, Albaida del Aljarafe y Olivares (Sevilla).

Juan José Fernández declaró que el censo ya detectó ejemplares de avutarda en 2001, pero Abengoa comenzó a construir en 2004 su Plataforma Solúcar, la mayor planta de energía solar de Europa, en Sanlúcar la Mayor, «y no tuvo problemas para sacar adelante el proyecto, mientras mis vecinos tienen que recorrer todos los días cien kilómetros para coger fresas en Huelva».

Por eso, se están coordinando reuniones con todos los partidos del Parlamento andaluz, con el fin de lograr una sintonía entre la agricultura y el medio ambiente y que el proyecto pueda salir adelante. Mientras se soluciona esta situación, la mina es, en el horizonte, la vía de escape para solucionar la situación local, donde según fuentes del Ayuntamiento de Aznacóllar, Cáritas repartió 7.000 kilos de alimentos.

El alcalde, que fue portavoz sindical en la mina hasta el cierre en 2002, subrayó que está siguiendo muy de cerca el proceso de apertura, cuya fecha desconoce. «Cuando comience la obra civil –adecuación de las instalaciones– la mina podrá contar con mas de 1.400 empleados en la fase de construcción, y una vez abierta necesitará de 800 a 1.000 trabajadores de plantilla y auxiliares, más el valor añadido que genera algo así en un pueblo», explicó el regidor, que también desconoce la fecha del comienzo de dicha obra.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla