Menú
Ecoperiodismo

Claves para evitar el desperdicio de alimentos

El precio de los alimentos se encuentra en máximos históricos, pero en España cada persona tira a la basura una media de 31 kilos al año. Tres de cada cuatro hogares españoles tiran habitualmente comida que les ha caducado o que se les ha estropeado

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
20 nov 2022 / 04:00 h - Actualizado: 20 nov 2022 / 04:00 h.
"Medio ambiente","Alimentación","Ecoperiodismo","Reciclaje","Agua"
  • Claves para evitar el desperdicio de alimentos

Según el índice de desperdicio de alimentos 2021 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), cada año se desaprovechan 931 millones de toneladas de alimentos, un 17% del total de alimentos disponibles para los consumidores. Una cantidad con la que se podría alimentar a más de dos mil millones de personas, es decir, el doble de la cantidad de personas que se encuentran en riesgo de desnutrición en el mundo.

Y la comida no es lo único que se desperdicia cuando no se consume: todos los recursos (como semillas, agua, piensos, etc.), el dinero y la mano de obra necesarios para producirlos también se pierden. En concreto, en España tres de cada cuatro hogares españoles tiraron comida y bebida a la basura durante 2020, con una media de 31 kilos/litros por persona, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Evitar el desperdicio alimentario se basa en tres pilares clave: planificación, limpieza y almacenamiento. Planificando la compra evitaremos comprar más de lo que vamos a ser capaces de consumir, por eso la importancia de hacer una lista de la compra adaptada a la dieta que llevemos a cabo es fundamental para que no encontremos productos que se estropean o caducan haciendo inviable su ingesta. La limpieza constante y un adecuado almacenamiento, no solo garantiza que la comida se mantenga fresca y tenga un buen sabor, sino que también se garantizan su conservación saludable; por ello disponer de sitio suficiente en despensas o neveras es importante, pero también la limpieza de estos espacios donde se van a almacenar nuestros alimentos.

En el día a día también podemos llevar a cabo acciones que nos van a permitir consumir todos nuestros alimentos y evitar que tiremos comida a la basura. Uno de ellos es reciclar en nuestro menú, convirtiendo la comida sobrante en el almuerzo o la cena del día siguiente, para ello puedes recurrir a muchas recetas creativas en internet para usar las sobras de comida. De hecho, varios platos como guisos, el gulash, el fattoush y la panzanella partieron del deseo de no desperdiciar frutas, hortalizas o pan. Pero para poder llevar a cabo este reciclaje de las sobras, asegúrate de haberlas guardado antes en el refrigerador y usarlas lo antes posible.

Por supuesto, si las porciones de nuestro plano eran demasiado, también es una buena idea congelar los sobrantes para otro día. Un consejo que también puedes aplicar a la hora de haber cocinado: si hiciste demasiada comida, lo que quede, déjalo de inmediato en el congelador para otro día. Recuerda que, en general, la comida no debe dejarse a temperatura ambiente durante más de dos horas.

Si pese a todo, se te va la mano a la hora de haber hecho la compra, recuerda que puedes regalar la comida que sepas que no vas a usar. Si te sobran latas de conservas, productos secos u otros alimentos no perecederos que se pueden donar, hay muchas organizaciones benéficas que los aceptan. Consulta en internet los lugares cercanos que aceptan donaciones.

Hay que recordar que los hogares son los responsables del 60 por ciento del desperdicio alimentario, por lo que nuestro papel y acciones como consumidores tienen un impacto importante en la lucha contra el desecho de alimentos.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos