viernes, 13 diciembre 2019
15:34
, última actualización

«La gente entendería que dejemos paso a Díaz si acepta nuestras ideas»

Sergio Pascual (Plasencia, 1977), secretario de Organización de Podemos, ha sido uno de los ideólogos de la campaña electoral de la formación

30 mar 2015 / 12:00 h - Actualizado: 30 mar 2015 / 20:05 h.
  • Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos e ideólogo de la campaña andaluza. / Efe
    Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos e ideólogo de la campaña andaluza. / Efe

—¿Después de la primera reunión con Susana Díaz Podemos no descarta ninguna opción para la investidura?

—Sí, una. En ningún caso haremos un pacto de gobierno.

—Como las encuestas entonces: Podemos en este momento ni sabe ni contesta.

—No hemos dicho ni que sí, ni que no, ni que nos vamos a abstener. El mensaje de los andaluces es claro: hay que imprimir cambios a la dirección política de Andalucía. Hay cosas que creemos que cuentan con un amplio consenso social y además tienen coste cero.

—¿Entenderían sus votantes que tras tantas críticas a Susana Díaz le dejaran paso para formar gobierno?

—Si conseguimos parar los desahucios, reintegrar a los interinos expulsados de la sanidad y la educación reduciendo los altos cargos, si llegamos al pacto para que quite el apoyo a los expresidentes de Chaves y Griñán y que el dinero de los altos cargos que sean condenados por corrupción sea devuelto por los partidos como responsable civil subsidiario, yo creo que los andaluces entenderían que Podemos ha impulsado un cambio cierto y real y no simbólico a la dirección de Andalucía y lo ha hecho sin pactar y sin comprometerse a nada.

—¿Contempla la posibilidad de que no haya gobierno hasta que no se celebren otras elecciones andaluzas?

—Nosotros no vamos a jugar con esa opción. Los andaluces no merecen que la gestión de sus problemas quede postergada por un juego de intereses de uno y otro.

—¿A qué juego se refiere?

—El PP ha puesto encima de la mesa una demanda que es garantízame los sillones de las alcaldías que yo gane. Nosotros ponemos encima de la mesa medidas que benefician a la gente. No a futuros alcaldes o alcaldesas de Podemos o de alguna candidatura de movimientos ciudadanos. No contemplamos jugar con esos beneficios ni retrasar la puesta en marcha de las soluciones porque dentro de dos meses hay elecciones municipales. Nos parece irresponsable que se pueda jugar con esto.

—¿Qué análisis hace de los resultados electorales? ¿Por qué no dieron el zarpazo que auguraban los sondeos?

—A nosotros nos parece que nos ha faltado tiempo. Ha sido una campaña muy acelerada. Hicimos una campaña más que digna, con 400 actos autoorganizados. En los municipios en los que teníamos la maquinaria más engrasada, como puede ser Cádiz o Sevilla, y en los lugares en los que hemos hecho mítines, como Dos Hermanas, donde la gente nos ha podido escuchar, es donde obtuvimos mejores porcentajes.

—¿Alguna autocrítica? Suprimir el_PER, que Teresa Rodríguez no fuera al debate...

—Creo que como siempre, es difícil que uno escoja los mensajes que traslada. A veces se instalan en la ciudadanía unos debates que no se puede trasladar con suficiente finura. Eso pudiera haber pasado con el tema del PER, es posible.

—¿Y el debate?

—Los ciudadanos lo que querían era ver debatiendo a Susana Díaz con Teresa Rodríguez. Puede que muchos andaluces se hayan quedado sin saber las propuestas de Podemos porque no hubo ese debate. En el otro debate estuvimos y nos pudieron escuchar, aunque la relevancia del debate entre ellas hubiese sido mucho mayor. La gente hubiera votado de forma más informada.

—¿Les perjudicó no tener una organización interna en Andalucía? ¿No da la impresión de que las órdenes llegan desde Madrid?

—Es un tema muy coyuntural. Dentro de poco tenemos el proceso para elegir a la dirección regional con la candidatura de Teresa Rodríguez y no sabemos si habrá alguna más.

—¿Teme disensiones en el grupo parlamentario al venir sus miembros de sensibilidades tan diferentes?

—En Podemos discutimos mucho y lo hacemos a puerta abierta. Los problemas de Andalucía son tan graves que hace que gente muy diversa haya coincidido en nuestra mesa. No hay grandes disensiones. Puede haber alguna discrepancia en cómo transmitir o como afrontar la gestión de un problema concreto, pero las cosas que hay que intentar solucionar están tan claras que es muy difícil encontrar disenso sobre esto.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016