lunes, 25 octubre 2021
22:03
, última actualización

Antonio Orozco: «Va a caer una bomba nuclear en Mairena cuando vaya a cantar»

El cantante nos cuenta que viene a Granada y a Mairena del Aljarafe (Sevilla) para revivir a su público con ‘Aviónica’

Verónica Ojeda verojeper /
17 sep 2021 / 04:00 h - Actualizado: 17 sep 2021 / 10:37 h.
"Teatro","Música","Conciertos","Historia","Entrevista","Pandemia"
  • Antonio Orozco.
    Antonio Orozco.

De la carretera no sale Antonio Orozco (Hospitalet de Llobregat, 1972), del cielo tampoco. Lleva todo el año recorriendo todo el país de concierto en concierto y ahora le toca hacer kilómetros en Granada y Sevilla para cantar, una ciudad a la que está deseando ir para tomarse «una cervecita fresquita» en la calle Betis, nos cuenta entre risas. Entre la gira Aviónica y las grabaciones en la televisión, el cantante no para de volar y soñar. Su voz se escuchará en Granada este viernes 17 de septiembre y en Mairena del Aljarafe (Sevilla) este sábado 18 de septiembre, ambos durante el Cabaret Festival. «Tengo muchas ganas», nos dice durante la entrevista, donde nos confiesa que el nuevo espectáculo les «volará la cabeza» al público andaluz. Además, lanza una advertencia: «Por favor, venid fresquitos, con zapatitos ligeros y ropa más o menos fresquita porque vais a sudar la gota gorda, así que no vayáis antes a spinning ni a clase de gimnasia».

Habla desde el corazón y de una forma cercana, pasional y filosófica, aunque también con unos pocos de nervios por sus próximos conciertos. «Si estoy nervioso hablando contigo, ¿no voy a estar nervioso antes del concierto?» -bromea. Y no es para menos, su último álbum está despegando a favor del éxito y de grandes canciones como Entre sobras y sobras me faltas, una de las más especiales para el artista. Un cantante y compositor que convierte las palabras que siente en música que nos da alas. Sin turbulencias.

¿Cómo estás viviendo la gira de Aviónica?

Pues flipando, pero de cojones. ¿Sabes cuando uno vive en la incredulidad y parece mentira? Pues eso. No me puedo creer lo que estamos viviendo después de todo lo que ha ocurrido... Este encuentro, con este álbum y con todo lo que está pasando es increíble, por eso solo puedo dar las gracias. Hemos montado un espectáculo con el cariño y la pretensión de dar un concierto adaptado a nuestros tiempos, donde la gente sea capaz de viajar, soñar, desconectar e ir a un lugar donde yo espero que no hayan estado antes. Hasta el día de hoy la crítica, por suerte, nos acompaña y el público también. Nos está yendo muy bien... Creo que se han alineado los planetas.

Estás poniendo el listón muy alto en los conciertos, sobre todo, tras tu éxito en el Teatro Falla...

Qué locura... Han sido muchos conciertos seguidos. Solo tienes que escuchar mi voz tomada. Era un compromiso con la ciudad y con mis ganas de hacer las cosas bien... Creo que es inolvidable lo que ha pasado en estos dos días. Mi ilusión es transportarlo y llevarlo a Granada, una ciudad que significa mucho para mí y creo que para la vida de cualquier músico.

¿Y con qué nos sorprenderás en Mairena del Aljarafe?

La verdad tanto Granada como Mairena son dos de las propuestas más fuertes que tenemos en los próximos días. Para Mairena quedan muy pocas entradas, de hecho, no sé si quedará alguna ya. En Granada también quedan muy pocas. Nosotros pasamos por Sevilla en plena época de covid y fue una experiencia muy bonita... Ahora traigo un escenario nuevo, que se podría decir que te vuela la cabeza. Será un espectáculo súper divertido y dinámico. Va a ser una experiencia increíble.

Sevilla ya te cambió la vida una vez cuando tenías 15 años...

Sevilla me cambió la vida a mí, pero ¿y a quién no se la ha cambiado? ¿Me lo puedes decir? Porque le ha cambiado la vida a todo el mundo. El que llega a Sevilla ya no se puede ir nunca más, se queda para siempre. Tengo mucho respeto por esta ciudad porque por ella han pasado los mejores artistas. Nosotros somos nuevos en esto, pero aprendemos de los demás e intentamos hacer las cosas lo mejor posible. Esa es mi intención. Intentaré estar a la altura de lo que la gente espera.

En tu anterior concierto sevillano mencionaste que Aviónica es el disco de alguien que tiene la necesidad de empezar de nuevo, ¿hablas de ti?

Y de ti. Todas las personas en la historia tienen un momento en el que tienen que volver a empezar. Y este es, sin duda, el mejor momento para volver a empezar después de todo lo que hemos vivido. Aviónica es un disco súper vitalista porque hay mucha gente que durante la pandemia tocó fondo, otros que no tanto, otros que un poco mejor... Ha habido de todo, pero, en general, todo el mundo quiere empezar y esa es la propuesta de Aviónica.

De todas las canciones de Aviónica, ¿cuál es la más significativa para ti?

Hombre, Entre sobras y sobras me faltas ha marcado un antes y un después en mi vida. No sé cómo explicarte, pero esa canción se ha convertido en un bastión en mi vida. Es como la línea de defensa o la de ataque, llámalo como quieras. En este momento, no me imagino subirme a un escenario sin cantarla. Es como una especie de ‘te necesito’. Yo necesitaba esa canción y su historia necesitaba que alguien la contase.

¿Qué te sobra y qué te falta a día de hoy?

Pues mira me falta tiempo, porque las ganas me sobran.

Hablando de tiempo, ¿cómo es haber cantado en más de 2.500 conciertos?

2.500 conciertos me convierten en el cantante más joven de España, porque si lo piensas bien, en cada concierto uno aprende y va rejuveneciendo el alma, así que es como si tuviese 15 años. Ese es mi plan, de hecho, advierto a todo el que venga al concierto del sábado: por favor, que vengan fresquitos, con zapatitos ligeros y ropa más o menos fresquita porque van a sudar la gota gorda, así que no vayan a spinning ni a clase de gimnasia porque va a caer una bomba nuclear cuando vaya a cantar a Mairena.

¿Aun estando el público sentado?

Escucha, la imaginación del ser humano es tan poderosa que lo único que no podría retenernos a ninguno de nosotros es una silla y, mucho menos, una mascarilla. Hay que pensar y entender eso, que la gente tiene una imaginación muy poderosa y la silla cambia poco. Se puede hacer el amor de tantas formas... que de muchas más formas se puede ver un concierto, lo que pasa que no lo sabíamos.

Si ahora pudieras volar a cualquier lugar, ¿a cuál sería?

Pues mira yo ahora me iría a la calle Betis a tomarme una cervecita fresquita porque hace un calor en la carretera... Me pondría a cantar la canción de Kiko Veneno: «Hace calor por la carretera...» jajaja, qué calor, por Dios, chiquillo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla