Girona-Betis: entre amigos, enemigos y, al fondo, Europa

LA PREVIA. El equipo verdiblanco viaja a la ‘novena provincia’ para defender su quinta plaza y buscar su quinta victoria consecutiva. Visita un estadio donde será recibido con hostilidad tras lo ocurrido en Segunda hace tres años. Guardado y Javi García son duda

13 abr 2018 / 07:00 h - Actualizado: 13 abr 2018 / 18:11 h.
"Real Betis","Previa Real Betis","Quique Setién","Tony Sanabria","Jordi Amat","Andrés Guardado","Javi García"
  • Girona-Betis: entre amigos, enemigos y, al fondo, Europa

El Betis no enlaza cinco victorias consecutivas en Primera División desde la legendaria temporada 96-97 y no se clasifica para Europa desde la no tan mítica pero sí brillante campaña 12-13. En Montilivi, ante el conjunto revelación del curso en la Liga, delante de muchos aficionados afines de la novena provincia pero también contra una hinchada que no le desea nada bueno por lo ocurrido en la última jornada de hace tres años en Segunda, el equipo de Quique Setién sueña con reeditar el primero de esos hitos para seguir acercándose al segundo. Ganar, ganar y ganar como única fórmula, la mejor, en busca de ese ansiado retorno a las competiciones continentales. Es la maravillosa rutina a la que se han acostumbrado los verdiblancos desde hace un mes. Les ha servido para alcanzar la quinta plaza y esta noche les toca defenderla frente al Girona y su legítimo derecho a estropearles la racha, con esa motivación extra que le supone el recuerdo de cuando el Betis de Mel perdió con el Sporting, el Lugo de Setién empató en Montilivi en el último segundo y ellos se quedaron sin el ascenso directo a la máxima categoría.

Ha llovido mucho desde aquella extraña tarde. También ha llovido y sigue lloviendo mucho a pesar de que el invierno debió irse hace varias semanas. Curiosamente, este mal tiempo es primavera para el Betis. La escuadra de Setién se planta en Gerona después de vencer al Alavés, el Espanyol, el Getafe y el Eibar sin solución de continuidad. Es su mejor racha de resultados y también en defensa. De hecho, lo uno y lo otro tienen mucho que ver. Son tres jornadas sin encajar un solo gol, las dos primeras con Adán en la portería y la tercera con Dani Giménez. El Girona, en cambio, acumula tres jornadas sin un triunfo y en dos de ellas recibió la friolera de once tantos (seis del Real Madrid y cinco de la Real Sociedad). En esta confrontación de rachas hay que tener dos cosas en cuenta: una, que el Girona puede haber ralentizado su ritmo pero en Montilivi da miedo (siete partidos sin perder allí desde el 4 de diciembre, 2-3 contra el Alavés) y aún es un firme candidato a Europa; y la última, que el Betis, jugando mejor o peor, suele abstraerse de la coyuntura de sus rivales, y he ahí uno de sus fuertes.

El Betis viaja a Girona con las bajas de Amat, sancionado, y Francis, que se pierde su tercer partido seguido. El castigo del central puede derivar en un cambio de sistema, aunque Setién también tiene la posibilidad de no llegar a ese extremo colocando a Javi García (suplente ante el Eibar) o Junior junto a Mandi y Bartra para que Durmisi recobre la titularidad en el lateral izquierdo. En teoría, la impecable marcha del grupo no invita a pensar en muchas variaciones, pero el propio entrenador advirtió ayer de que el propio Javi García y Guardado viajan con molestias. El Girona, que siempre juega con tres centrales, quizá presente alguna novedad en el trío de zagueros tras ese 5-0 de Anoeta.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla