lunes, 27 septiembre 2021
18:05
, última actualización
Deportes

2008, un año contradictorio

El Betis sigue en Primera y por primera vez en cuatro años disfrutará de la Navidad fuera de los puestos de descenso, pero 2008 no ha sido bueno del todo ni así. El equipo de Paco Chaparro sólo lleva un punto más que el año pasado a estas alturas.

el 15 sep 2009 / 20:16 h.

El Betis sigue en Primera y por primera vez en cuatro años disfrutará de la Navidad fuera de los puestos de descenso, pero 2008 no ha sido bueno del todo ni así. El equipo de Paco Chaparro sólo lleva un punto más que el año pasado a estas alturas y los béticos sólo han visto ganar a los suyos en casa... seis veces.

Cualquier tiempo pasado en el Betis fue peor y por eso parece que el 2008 futbolístico, que terminó anteayer con una triste derrota ante el Athletic, ha sido un año como mínimo correcto para la entidad de Heliópolis, pero los números no son tan buenos como pudiera pensarse. Es verdad que el conjunto de Paco Chaparro disfrutará de las Navidades en una posición no especialmente incómoda excepto para los supersticiosos, la decimotercera, pero hay otro hecho objetivo: este Betis, el que daba tan buena impresión, sólo tiene en realidad un puntito más que a la misma altura de la pasada temporada, entonces con Chaparro recién llegado al puesto tras la destitución de Héctor Cúper.

Se trata por tanto de un año extraño, contradictorio, que el Betis acaba con los mismos puntos con que lo empezó, 18, sólo que al principio apenas le valían para ser antepenúltimo y ahora, al menos, lo mantienen en mitad de ninguna parte, más cerca del pozo que de Europa pero sin ninguna urgencia (por ahora). Y es normal que el ambiente sea otro, alejado del drama de otros cursos, porque el Betis de la 2007-08 se comerá los turrones fuera de la zona de descenso, toda una novedad. De hecho, es la primera vez que ocurre en los cuatro últimos años: en los tres anteriores, el equipo de Heliópolis siempre llegó a Navidad en descenso y en la misma posición, la decimoctava (y antepenúltima, claro).

Esa buena noticia contrasta con la expuesta ya antes: el Betis de Chaparro casi no mejora al Betis de Cúper. En la 16ª jornada de la Liga 2006-07, el conjunto verdiblanco tenía 17 puntos y era decimoctavo, aunque a favor del trianero hay que recordar que él consiguió seis de esos puntos, los correspondientes a las victorias sobre Villarreal y Almería en las jornadas 15ª y 16ª. La comparación resulta llamativa porque aquel equipo tan depauperado acumulaba una derrota menos que el actual (ocho ahora, siete entonces). Además, sólo había encajado un gol más que en la campaña en marcha (23 frente a 22), una buena muestra de que el sistema defensivo se perpetúa como asignatura pendiente del preparador trianero.

El año, por lo demás, merecería ser calificado con un suspenso por el beticismo. Los aficionados, fieles pese a todo, no se han librado del sufrimiento que su equipo acostumbra a propinarles desde hace años y sólo han disfrutado de seis victorias en Heliópolis, donde se han jugado 19 encuentros ligueros.

La marca es tan pésima que mejora en apenas un triunfo la de 2007 (cinco victorias). El Betis incluso ha ganado más encuentros como visitante, siete en concreto. La hinchada vio grandes remontadas frente al Real Madrid (2-1) y el Barcelona (3-2), sí, pero no es normal que una escuadra de Primera División coseche más triunfos de visitante que de local. Y no es casualidad, porque el Betis forastero también ha obtenido más puntos (25/22) y ha marcado más goles (26/23) que el Betis casero.

Entre una cosa y otra, Paco Chaparro y los suyos clausuran 2008 en la decimotercera plaza, tanto en la clasificación de la Liga tras 16 jornadas como en el ranking global de todo el año. Que tiemblen los supersticiosos...

  • 1