jueves, 15 abril 2021
15:29
, última actualización
Local

Alcalá de Guadaíra homenajea con un monumento a un coronel inglés de la Guerra de Independencia

el 05 may 2012 / 17:20 h.

TAGS:

Momento de la inauguración del monumento.

Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha homenajeado este sábado al teniente coronel inglés John Scrope Colquitt, del que toma mención uno de los cruces de caminos más conocidos y transitados de la ciudad como es 'La Cruz del Inglés'. Este coronel que murió el 5 de septiembre de 1812 tras luchar en la Guerra de la Independencia como héroe aliado de la resistencia española y fue enterrado en este punto de la ciudad.

Al acto, organizado por la delegación de Patrimonio del Ayuntamiento y la Asociación 'La Cruz del Inglés', han asistido familiares del teniente coronel, miembros del ejército británico y del regimiento de Granaderos, junto a las autoridades municipales y miembros de la asociación. Este se ha desarrollado primeramente en el salón de plenos del Ayuntamiento con una mención a la historia y hazaña extraordinaria del coronel inglés.

El alcalde, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), ha expresado su gratitud a los familiares, a los miembros de la Asociación Cruz del Inglés, San George y a los historiadores alcalareños que han recuperado para Alcalá esta parte de su Historia. Ha dicho que "este acto es un reconocimiento a un héroe y, a través del mismo, los alcalareños recuperamos nuestras señas de identidad. Homenajear con este monumento al teniente coronel John Scrope Colquitt es reconocer también a uno de los nuestros, es hablar de la lucha por la libertad y la independencia, precisamente en un año en el que se conmemora el Bicentenario de la Guerra de la Independencia".

El homenaje ha venido acompañado de la inauguración del monumento situado en el mismo cruce de camino, diseñado y firmado por el arquitecto y miembro fundador de la Asociación de la Cruz del Inglés 2012 Francisco José López Martínez. La altura total del monumento supera los tres metros.

Gracias a este acto, los familiares han podido así dejar su ofrenda floral en el lugar donde, hace ahora casi 200 años falleciera J. S. Colquitt, al que han despedido de forma emotiva con dos toques de trompeta y un minuto de silencio.

UN HEROE ALIADO DE LA RESISTENCIA ESPAÑOLA

Por tratarse de un protagonista de la historia local de Alcalá se han hecho muchas investigaciones sobre la persona y vida de J. S. Colquitt, nacido en la ciudad inglesa de Liverpool. El 5 de marzo de 1811 participaba ya con su regimiento en la Batalla de la Barrosa (Guerra de la Independencia), de la que resultó gravemente herido.

Ya en septiembre de 1812, las columnas inglesas reciben la orden de marchar a Alcalá para tomar control de la villa abandonada por los franceses y así restablecer el suministro del pan de la capital.

El día 5 de septiembre de 1812, el teniente coronel de infantería John Scrope Colquitt, de Liverpool, fallecía a consecuencia de unas fiebres muy altas.

Fue enterrado en campo abierto, entre salvas y oraciones en inglés, bajo una cruz que existía a la entrada del pueblo. Posteriormente, se encargaría la lápida, cuyo epitafio en inglés sería poco más o menos, el mismo texto del parte de bajas.

Aquella lápida bilingüe y el recuerdo de su funeral ayudaron a fijar en la memoria colectiva de los alcalareños de hace doscientos años la unión del oficial extranjero con el lugar de su sepultura.

De esta forma, entre los topónimos más característicos del callejero de Alcalá de Guadaíra se encuentra por tanto, la conocida como 'Cruz del Inglés', un antiguo cruce de caminos situado en sus orígenes a las puertas de la población, que fue incorporándose al tejido de la ciudad a lo largo del siglo pasado hasta convertirse en un nudo de primer orden dentro del viario urbano. La pervivencia del nombre deja de ser enigmática gracias a las investigaciones de Leandro José de Flores, conocido como padre Flores, que llegó a publicar en su obra la transcripción de la lápida sepulcral que hubo en su día a los pies de una cruz que se erigía en el lugar y que pertenecía al teniente coronel John Scrope Colquitt.

De hecho, y gracias a la firma del acuerdo entre el Ayuntamiento y la Asociación San Jorge, propietaria de la lápida de mármol original perteneciente a este coronel, en la actualidad es la delegación de Patrimonio la que tiene la lápida que le ha sido cedida por cuatro años y que estará a vista del público en la exposición con la que estos días se completan las XI Jornadas Locales de Patrimonio que se dedicarán a Alcalá de Guadaíra en 1812.

  • 1