sábado, 25 septiembre 2021
22:31
, última actualización
Local

Almanaques Full Monty

Ahora que 2008 está más acabao que Los Pecos, quiero largar un poquito de la inflación que se da por estas fechas editando almanaques como gancho para recaudar fondos para causas -todas, por supuesto, respetabilísimas- en los que en cada hoja, seis o doce, aparecen fotografiados unos señores...

el 15 sep 2009 / 20:09 h.

Ahora que 2008 está más acabao que Los Pecos, quiero largar un poquito de la inflación que se da por estas fechas editando almanaques como gancho para recaudar fondos para causas -todas, por supuesto, respetabilísimas- en los que en cada hoja, seis o doce, aparecen fotografiados unos señores o señoras (parece ser más señores) enseñando las ingles, el allí donde la espalda pierde su nombre, o un vientre tableta de chocolate o, si se prefiere, de refregador, que ya lo hubieran querido las lavanderas del siglo pasado para escamondar la ropa.

Ojú, ¡qué hartura de tanto tío medio en cuero!, como si no hubiera otras cosas que sacar. Tengo una amiga (María Ángeles) que divide a los hombres en danoninos, de 18 a 25; yogurines, de 26 a 36; y -aquí entro yo- danacoles (anticolesterol, claro) de 37 a lo que el lector/a quiera.

Pues bien, de estos últimos se están vendiendo a cientos y, por supuesto, con los rectificados propios del Photoshop (así cualquiera) a unos vainas (hay que ser vaina para posar así sin ser modelo o artista) haciendo el ídem con la ropa de policía, ferroviario, bombero o cartero hecha un guiñapo a los pies del figurante. Lo mejor sería colaborar con una cantidad voluntaria a cambio de nada, porque, vamos, lo que nos faltaba en la oficina, cocina o cuarto de plancha o de estudio de los niños son doce notas semiempelotas todo el año colgados de una alcayata.

José María Font es abogado.

  • 1