lunes, 25 enero 2021
16:46
, última actualización
Deportes

Caparrós, que se juega su futuro, sigue pensando en ir a la UEFA

El entrenador del Athletic, Joaquín Caparrós, asegura que no lee en la prensa las críticas a su labor y ha recalcado que, a pesar de estar instalado desde hace cinco jornadas en zona de descenso, ve al equipo luchando por un puesto europeo.

el 15 sep 2009 / 19:08 h.

El entrenador del Athletic, Joaquín Caparrós, asegura que no lee en la prensa las críticas a su labor y ha recalcado que, a pesar de estar instalado desde hace cinco jornadas en zona de descenso, ve al equipo luchando por un puesto europeo en el tramo final de la temporada.

"Puedo asegurar que no leo absolutamente nada, no sé si me renovaron o si hablan bien o mal de mí. Me sé de memoria las elecciones americanas, las he seguido tremendo; la crisis económica, el Euríbor... Esa es la información que leo", dice un Caparrós que continúa "confiando en el equipo" y que se juega su futuro al frente del Athletic este fin de semana. Un nuevo tropiezo podría poner punto final a la trayectoria del utrerano al frente del conjunto bilbaíno.

"Estoy exactamente igual que la semana pasada, que la anterior, que la otra... Confío en el equipo y sigo convencido de que vamos a mejorar la clasificación de la temporada pasada. Llevo 26 años trabajando en esto y cada partido ha sido para mí el más importante. Ahora es igual. No ha cambiado nada. Vamos a seguir teniendo ilusión por meternos en competición europea hasta el final", comenta.

El técnico andaluz, que asegura sentir el "apoyo" de la gente cuando pasea por las calles de Bilbao, subraya que para él una situación como la actual no supone presión extra alguna. "A mí me gusta tanto el fútbol que me gusta hasta en estas situaciones. No hay presión, no me influye una crítica, ni mala ni buena. Los profesionales tenemos que convivir desde la distancia los elogios y las criticas porque va en el cargo", incide Caparrós.

En este sentido, responde así a la hora de explicar si siente eso que se ha venido a llamar la soledad del entrenador: "¿Soledad? Soledad era cuando tenía que hacerme todos los días 700 kilómetros en coche para ir a entrenar, llovía, las escobillas del parabrisas no funcionaban y tenía que sacar la mano por la ventanilla para quitar el agua porque nadie me acompañaba y no tenía a nadie que lo limpiara".

En lo meramente deportivo, Caparrós considera al Numancia, rival esta tarde en San Mamés, como un equipo "fuerte" y, además, "un ejemplo para el fútbol". "Será difícil, pero no más que el último partido contra Osasuna. Debemos jugar de forma parecida y confiar en nuestros jugadores", comenta el entrenador.

Del resultado de este partido va a depender el futuro de Caparrós. Esta misma semana, el presidente de la entidad, Fernando García Macua, evitó asegurar la continuidad del utrerano en caso de que el equipo sufra un nuevo tropiezo hoy cuando se le preguntó al respecto.

Macua se limitó a apelar a "la historia y la filosofía del club" para explicar cómo se debe actuar en momentos como este. "Tenemos que ser consecuentes con el modelo que tenemos. Ser consecuente significa saber mantener la calma", comentó.

  • 1