lunes, 14 octubre 2019
14:27
, última actualización
Local

Cerrados los aeropuertos de París

El tráfico aéreo en la región parisina se interrumpió en la tarde de ayer como consecuencia de los fuertes vientos que agitaban la capital francesa, según informó ayer la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC).

el 15 sep 2009 / 22:23 h.

TAGS:

El tráfico aéreo en la región parisina se interrumpió en la tarde de ayer como consecuencia de los fuertes vientos que agitaban la capital francesa, según informó ayer la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC).

Los servicios meteorológicos alertaron de fuertes ráfagas de vientos, superiores a los 100 kilómetros por hora, por lo que se decidió para garantizar la seguridad de los pasajeros y de los aparatos interrumpir el tráfico en todos los aeropuertos de la región parisina hasta las 10.00 horas de hoy, agregó la DGAC, que recomendó a los pasajeros contactar con sus compañías aéreas para obtener más información sobre sus viajes.

De hecho, el servicio meteorológico francés anunció ayer que 58 departamentos del país están bajo alerta por una "tempestad de una amplitud poco común", que se traducirá en fuertes vientos.

La situación de alerta comenzó a las 16.00 horas de ayer y durará hasta las 13.00 horas de hoy, precisó el servicio meteorológico francés.

Aunque inicialmente la alerta concernía a 35 departamentos del oeste del país, el servicio meteorológico sumó otros 23 del resto del país, incluidos algunos del este de Francia.

El temporal, que se encuentra actualmente en la zona atlántica, llegó a Francia por la tarde y provocó fuertes vientos de hasta 140 kilómetros por hora en algunos departamentos costeros.

En otros lugares, el viento estaba acompañado de lluvias importantes y, en algunos casos, de fuerte oleaje en la costa.

Aunque no se espera que este fenómeno alcance la violencia del que atravesó el país el pasado día 24 de enero, el servicio meteorológico prevé daños importantes, como caídas de árboles, y perturbaciones a lo largo de la jornada en los transportes aéreos y ferroviarios, por lo que aconsejó limitar los desplazamientos.

El temporal de finales de enero, al igual que ocurrió en España, causó numerosos destrozos, fundamentalmente en las Landas, donde miles de árboles fueron derribados por el vendaval, la zona ha quedado totalmente arrasada, aunque se espera que el viento que llegó ayer a la zona no cause tantos daños.

  • 1