miércoles, 28 julio 2021
16:56
, última actualización
Local

Chamizo rechaza la "excusa" de la crisis para abusar de las terrazas

Alerta en su último informe del aumento de quejas vecinales y pide más límites en zonas residenciales

el 13 abr 2012 / 19:40 h.

TAGS:

La nueva ordenanza de veladores, que restringe el horario de éstos pero permitirá instalar nuevas terrazas en zonas acústicamente saturadas, ha puesto en pie de guerra a los vecinos y tampoco satisface del todo a los hosteleros. El Ayuntamiento se debate entre dar alternativas al sector para paliar el descenso de los ingresos por la crisis y respetar el derecho al descanso de los ciudadanos que sufren las molestias de tener un bar cerca. Las quejas vecinales por este tema van en aumento, según destaca el informe anual del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que alerta de que "no puede tolerarse que con la excusa de la disminución de la clientela y de los ingresos" que sufre el sector "se instalen terrazas de veladores por doquier".


En 2011, el Defensor recibió 260 quejas por contaminación acústica en Andalucía, entre ellas varias contra el Ayuntamiento de Sevilla "por los ruidos ocasionados por un bar situado en la calle Telegrafistas", por "su inactividad ante las diversas irregularidades detectadas en un bar con música en la calle Marqués de Paradas" y por la "instalación, aparentemente ilícita, de numerosas terrazas de veladores por establecimientos radicados en la calle Betis". Chamizo reconoce que las quejas por los ruidos de las terrazas "siguen creciendo año tras año" y "hoy en día, constituyen una de las principales causas de intervención de esta institución".


El Defensor reconoce que "la crisis está teniendo especial incidencia en el sector de la hostelería" pero alerta de que esto "no puede justificar en ningún caso la tolerancia o el fomento del desarrollo de conductas ilícitas", sobre todo si vulneran los derechos de los residentes cerca de los bares. Chamizo insta a las administraciones públicos y a los establecimientos hosteleros a "idear sistemas que permitan la reactivación de este sector que no lleven implícito la conculcación de los derechos de la ciudadanía". Y añade que la crisis no puede servir de "excusa" para que "se permita el consumo de bebidas en la calle o se instalen terrazas de veladores por doquier por parte de cualquier tipo de actividad y hasta altas horas de la madrugada". El borrador de la nueva ordenanza prevé reducir el horario de éstos de 2.00 a 1.00 de la madrugada y a las 23.00 horas en las zonas acústicamente saturadas, en las que la norma actual -de 2009- no permite nuevas terrazas. Pero también abre la puerta a que se instalen en heladerías, confiterías y los restaurantes de los hoteles con acceso directo desde la calle.


Para Chamizo, los horarios deberían regularse según dónde se ubique el bar siendo "mucho más limitados" en las zonas residenciales y que en éstas se restrinjan "mucho más" los permisos para éstos. También reclama que, en general, todas las terrazas sean sometidas a un "procedimiento de prevención ambiental específico", como la medición de ruidos, al igual que ocurre con el interior de los locales.

  • 1