martes, 22 octubre 2019
22:03
, última actualización
Deportes

Con Oliveira llegó la victoria más esperada

Sergio García y Ricardo Oliveira se perfilan como los dos jugadores destinados a marcar las diferencias en este nuevo Betis que debe emerger tras el derbi. Por el momento, el temido Tourmalet no parece ya tan empinado.

el 15 sep 2009 / 22:21 h.

Sergio García y Ricardo Oliveira se perfilan como los dos jugadores destinados a marcar las diferencias en este nuevo Betis que debe emerger tras el derbi. Por el momento, el temido Tourmalet no parece ya tan empinado.

La victoria en el derbi del pasado sábado se asentó en el buen trabajo general de todos los componentes de la plantilla verdiblanca y esencialmente en la calidad en la definición de Ricardo Oliveira y Sergio García. Dos goles como dos soles que relanzan a un Betis que afronta el temido Tourmalet ante los mejores equipos de la categoría. La victoria ante el Sevilla concede tres puntos de oro en un momento crucial del calendario y la primera consecuencia inmediata es que el conjunto heliopolitano dobla ya los puntos cosechados en las mismas jornadas de la primera vuelta.

En los albores de la actual campaña, el Betis cayó ante el Recreativo en casa, empató en el feudo del Getafe e hizo lo propio en el derbi de Heliópolis. Mínimo bagaje de dos puntos que ya ha sido doblado con la actuación en Nervión. Y lo mejor es que las sensaciones pueden cambiar.

El efecto Oliveira. Hoy por hoy, nadie puede discutir el acierto de Manuel Ruiz de Lopera al fichar a Oliveira. El brasileño, al que le queda todavía para alcanzar su mejor estado de forma, empezó a entrenar con el equipo el pasado lunes, realizó un gran trabajo de mentalización con sus compañeros y se presentó en Nervión provocando el respeto en el eterno rival. El brasileño no participó demasiado en el juego de su equipo, pero tuvo dos ocasiones y clavó una. Anotó por el único hueco que le dejó Palop e hizo estériles las declaraciones de Manolo Jiménez en torno a su importancia en el derbi. Un gol en el debut y tres puntos de oro.

El cuerpo técnico del conjunto bético, que deseó desde un principio el fichaje de Oliveira, apuesta por el delantero como el gran revulsivo del equipo en la segunda vuelta. El único pero importante pero que se le puede hacer a la gestión de Lopera es preguntarse por qué Oliveira no vino antes, por ejemplo para afrontar la eliminatoria de cuartos de la Copa ante el Mallorca. Con el goleador en las filas del Betis, otro gallo hubiera cantado, sin duda.

El momento de Sergio. El otro futbolista que sale reforzado del derbi es Sergio García. Si este futbolista tuviera más gol y regularidad, el Barcelona no lo habría soltado. Su calidad es impresionante y además los registros goleadores que está mostrando son llamativos. Sergio tiene anotados seis goles a estas alturas y muy mal le tienen que ir las cosas al catalán para que no marque ni uno más en todo lo que resta de temporada. Además, ha ejercido de salvador de Francisco Chaparro en los duelos de Valladolid y Nervión.

Su mejor marca anotadora en Liga se remonta a la campaña 2004 /05, cuando hi- zo siete goles con el Levante.

Oliveira y Sergio tienen por lo tanto la ocasión de despejar las dudas que sembraron en la pasada temporada, cuando los dos descendieron a Segunda en las filas del Zaragoza. Ahora tienen un nuevo reto en el Betis.

  • 1