domingo, 26 septiembre 2021
04:49
, última actualización
Local

Cuatro detenidos por robar cheques y talones por más de 300.000 euros

Forzaban las puertas de los bufetes y las gestorías. Se llevaban cheques, talonarios y pagarés y, a la mañana siguiente, sin falta, acudían a cobrarlos. Así han robado más de 300.000 euros. Los cuatro componentes de esta banda están entre rejas.

el 15 sep 2009 / 20:20 h.

TAGS:

Forzaban las puertas de los bufetes y las gestorías. Se llevaban cheques, talonarios y pagarés y, a la mañana siguiente, sin falta, acudían a cobrarlos. Así han robado más de 300.000 euros. Ahora los cuatro componentes de esta banda, que operaba entre Nervión y el Centro, están entre rejas.

Los agentes de la Policía Nacional de ambos distritos han realizado una investigación conjunta que ha permitido desmantelar esta banda, a la que se le seguía la pista desde julio. Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Sevilla, desde el verano comenzaron a recibir denuncias aisladas sobre robos con fuerza en oficinas y despachos profesionales, con la particularidad de que lo que desaparecía eran los cheques, los pagarés y los talores guardados en los locales forzados. Esos documentos se cobraban siempre justo al día siguiente de que se produjera la sustracción.

Pronto se vio que las denuncias tenían elementos en común; todos los robos habían sido perpetrados por delincuentes de gran profesionalidad que acudían a los bufetes de abogados, las gestorías, las constructoras o los estudios de arquitectos los fines de semana o los lunes y los martes, fuera del horario de oficina. Siempre se elegían objetivos en función de tres elementos: que hubiera poca seguridad; que hubiese un buen puñado de cheques listos para usar, y que fuera fácil acceder y escapar de allí. Su preferencia eran las oficinas en bloques de despachos profesionales, para dar varios golpes de una tacada.

Además de los cheques, robaron algo de dinero en efectivo, material informático (ordenadores portátiles e impresoras láser) y cámaras fotográficas. También se llevaron otros elementos de oficina, de escaso valor.

Los cuatro autores de los robos forzaban las puertas usando destornilladores y palanquetas, por lo que se les imputa un delito de robo con fuerza. A eso se le añade la acusación de falsedad documental, toda vez que los presuntos autores de los robos tomaban los cheques y los rellenaban colocando la cantidad que estimaba conveniente en la modalidad de cobro al portador.

Las cámaras de seguridad de los bancos dieron la clave para la detención de dos colombianos, un español y un nicaragüense, con entre cuatro y 15 antecedentes penales previos. La Policía explica que tienen deudas pendientes en toda España, por lo que se le podrían imputar hasta 40 delitos.

  • 1