Menú
Local

El 49% de los vascos apoya la alianza PNV-PSE

El 64% de los ciudadanos vascos vislumbra un cambio de ciclo político basado en una nueva alianza entre el PNV y el PSE-EE y el 49% asegura que apoyaría este escenario. Tres cuartos de la población se muestran "relativamente satisfechos" con el Estatuto y el 62% cree que su reforma debe ser compatible con la Constitución.

el 15 sep 2009 / 20:07 h.

TAGS:

El 64% de los ciudadanos vascos vislumbra un cambio de ciclo político basado en una nueva alianza entre el PNV y el PSE-EE y el 49% asegura que apoyaría este escenario. Tres cuartos de la población se muestran "relativamente satisfechos" con el Estatuto y el 62% cree que su reforma debe ser compatible con la Constitución, según los datos de último Euskobarómetro hechos públicos ayer viernes en Bilbao por su director, Francisco José Llera.

La encuesta, que el equipo del Euskobarometro de la Universidad del País Vasco (UPV) realiza de manera semestral, recoge la opinión de los 1.200 ciudadanos entrevistados en sus domicilios entre el 15 de octubre y el 7 de noviembre. El 53% de los encuestados se muestra escéptico respecto al clima político en Euskadi y el 52% piensa lo mismo respecto al clima político en España. No obstante, retroceden los que ven con pesimismo ambas situaciones, colocándose en el 38 y 33%, respectivamente. Los optimistas, que aproximadamente son uno de cada diez, experimentan también retrocesos.

El 61% de los encuestados opina que las divisiones entre los partidos generan "tensión, discusiones y crispación" en su entorno cotidiano inmediato, tras un empeoramiento de 18 puntos en el último año. El 38%, sin embargo, es contrario a esta estimación. El 39% de los vascos valora de forma positiva la gestión del actual Gobierno vasco. Las opiniones positivas son mayoritarias en los votantes de PNV y EA, mientras que, en el tercer socio del Ejecutivo, EB, predomina el escepticismo (60%).

ETA y el TAV. Los primeros movimientos para poner en marcha una campaña de ataque al TAV vasco se remontan a 1993, según documentos incautados a ETA. En febrero de aquel año se produjo un intercambio de cartas entre el entonces jefe del aparato político de la banda, José María Dorronsoro Malatxeberria, y el miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, José María Olarra Aguiriano, en las que ya se fijaba la postura violenta contra el proyecto.

"El TAV no sirve para estructurar espacios, sino al contrario, tal red no tiene sentido en Euskal Herria", escribió Olarra desde España al jefe político de ETA, escondido en algún punto de Francia, desde donde contestó: "El TAV es para que pase el tren y no para la estructuración interna. Se puede hacer un trabajo bonito con este tema y puede ser interesante para aclarar a la nueva izquierda abertzale y para el trabajo exterior".

  • 1