viernes, 24 septiembre 2021
00:06
, última actualización
Deportes

El alcalde apoya la calle para Blasco Garzón

Será el primer presidente sevillista que tenga una calle en la capital andaluza.

el 07 oct 2013 / 22:51 h.

SEVILLA 13-14[1]El presidente José María del Nido, acompañado de Dora Luisa Dachesky Álvarez, nieta adoptiva del que fuera presidente del Sevilla FC, Manuel Blasco Garzón, fueron recibidos ayer por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, al que le solicitaron formalmente la rotulación de una calle en la ciudad con el nombre del que fuera máximo responsable del club. La comitiva por parte del club la completaban el historiador Juan Castro y el coordinador del área de Historia, que ha sido quien impulsó la petición, Carlos Romero. Al finalizar la recepción, que duró aproximadamente treinta minutos, José María del Nido explicó que “la alcaldía apoyará la iniciativa”. “Blasco Garzón es un sevillano ilustre que merece una calle con su nombre. Pocas personas pueden tener en su currículo haber sido alcalde, presidente del Sevilla, ministro de Justicia, etc. Un sevillano ilustre además de presidente del Ateneo. Su biografía conocida por el alcalde ha hecho que indique que es un sevillano universal y por tanto le hacen merecedor de esa distinción. No se entiende la Sevilla de principios del siglo pasado sin la figura de Blasco Garzón, que ha sido de los personajes más ilustres”, recordó el presidente. También añadió que la calle Blasco Garzón se ubique en una zona que comenzará a construirse en aproximadamente tres meses y por lo tanto, será el primer expresidente del Sevilla con una calle. Si por algo pasará a la historia la figura de Manuel Blasco es por ser el artífice, desde su presidencia en el Ateneo de Sevilla, del homenaje a Luis de Góngora que se organizó en Sevilla en 1927 y que reunió a una serie de poetas que por aquel entonces comenzaba a destacar y que desde ese momento pasarían a integrar la célebre Generación del 27: Alberti, Lorca, Guillén, Gerardo Diego, Dámaso Alonso y Bergamín, entre otros. Entre sus principales méritos como sevillista está la consecución de dos Copas de Andalucía, la organización de la final de Copa del Rey de 1925 y también del primer partido que disputó la selección nacional en la capital sevillana, concretamente en el estadio sevillista Reina Victoria, choque en el que debutaron los dos primeros internacionales del club de Nervión, Herminio y Spencer.

  • 1