miércoles, 20 enero 2021
04:59
, última actualización
Local

El Ayuntamiento facilitará aplazar pagos de la VPO a personas que se queden en el paro

Las personas que se queden el paro o que atraviesen dificultades económicas y que hayan resultado adjudicatarias de una VPO podrán acogerse a un plan de ayudas para evitar que tengan que renunciar a su vivienda.

el 15 sep 2009 / 19:50 h.

TAGS:

Las personas que se queden el paro o que atraviesen dificultades económicas y que hayan resultado adjudicatarias de una VPO podrán acogerse a un plan de ayudas para evitar que tengan que renunciar a su vivienda. Entre otras iniciativas, se aplazará el pago de la entrada o se reservará el derecho para otro piso.

La crisis económica ha provocado en los últimos meses un aumento de las renuncias a VPO de personas que han resultado adjudicatarias en los sorteos. Por un lado, los bancos han cerrado el grifo de los créditos incluso para este tipo de viviendas. Por otro, hay numerosos casos de personas que no pueden afrontar las entradas o han perdido sus empleos y, por tanto, su situación económica ha empeorado sensiblemente con respecto al momento en el que se presentaron a la convocatoria. La empresa municipal de vivienda, Emvisesa, difundirá hoy su programa de actuaciones.

Para acceder a estas ayudas hay que haber obtenido una vivienda en un sorteo y se deben reunir todos los requisitos que se exigen en una convocatoria de estas características. El afectado debe justificar que se encuentra en el paro y que no puede afrontar los pagos. A partir de ahí, podrá acogerse a dos tipos de programas puestos en marcha por Emvisesa.

En primer lugar, la empresa de vivienda permitirá a los ciudadanos seleccionados en sorteos que Emvisesa tiene ahora en fase de contratación acogerse a un aplazamiento de hasta cuatro años del pago de las cantidades de entrada cuando se formaliza la compra de la vivienda protegida. La empresa facilitará así la financiación del 20% del precio del piso en cuatro años. Antes de la entrega de llaves se abonará sólo 10% del valor del piso y el IVA completo, mientras para asumir el resto se establece una moratoria de ocho meses de la firma de la escritura de compraventa. La medida estará en vigor hasta el 1 de enero de 2010.

La segunda medida tendrá a otro sector como beneficiario. Está destinada a personas que hayan perdido su empleo a partir del 1 de septiembre de 2008. Podrán mantener su derecho de adjudicatario para una vivienda posterior de la misma oferta pública o acceder a un piso de alquiler en función de las disponibilidades.

La medida, que presentará el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, hoy en un acto en Vitoria, se produce poco más de quince días después de que el Gobierno local rechazase una iniciativa del PP diferente pero con un mismo objetivo: que Emvisesa subrogue las hipotecas de personas que se queden en el paro y que no puedan abonar las mensualidades.

  • 1