sábado, 25 septiembre 2021
00:25
, última actualización
Local

El delegado federativo confirma la agresión al trío arbitral en un partido

El delegado de la Federación Andaluza de Fútbol ha confirmado hoy ante un juez la agresión que sufrió el trío arbitral en un partido de la Segunda Regional, hecho por el que hoy fueron juzgados tres futbolistas y tres espectadores, y ha afirmado que él mismo temió ser agredido.

el 15 sep 2009 / 19:21 h.

TAGS:

El delegado de la Federación Andaluza de Fútbol ha confirmado hoy ante un juez la agresión que sufrió el trío arbitral en un partido de la Segunda Regional, hecho por el que hoy fueron juzgados tres futbolistas y tres espectadores, y ha afirmado que él mismo temió ser agredido.

El juzgado de instrucción 9 de Sevilla ha celebrado hoy finalmente el juicio de faltas por unos incidentes ocurridos en 2004, después de que la vista fuese suspendida en dos ocasiones por defectos de citación y después de una anulación de la primera sentencia por parte de la Audiencia de Sevilla dado que uno de los futbolistas no había sido notificado de los delitos que le imputaban.

Los acusados son tres futbolistas del equipo de San Jerónimo, de Sevilla, y tres espectadores, que presuntamente agredieron al trío arbitral cuando iban perdiendo por 2-3 y varios de sus jugadores fueran expulsados.

Fuentes del caso han dicho a Efe que los tres árbitros han confirmado sus declaraciones anteriores en el sentido de que fueron agredidos por los procesados y han relatado que tuvieron que refugiarse a la carrera en los vestuarios al ser perseguidos por una veintena de personas.

Los incidentes ocurrieron el 10 de octubre de 2004 en el campo del San Jerónimo, cuando la árbitra del partido y los dos linieres decidieron suspender el encuentro ante la irrupción en el terreno de juego de entre 25 y 30 personas, descontentas por el resultado del partido y la expulsión de sus jugadores.

Según las denuncias, a las que tuvo acceso Efe, el equipo arbitral tuvo que permanecer una hora y media refugiado en el vestuario después de que estas personas les impidieran el acceso al mismo, les tiraran vasos de cristal, un botellín y piedras e impidieran a los servicios de urgencia evacuar a un linier herido.

Por estos incidentes el Comité de Competición sancionó a seis futbolistas del San Jerónimo con penas de entre 8 y 20 partidos de suspensión, su delegado de campo fue inhabilitado por seis meses por sus "obscenas palabras a la árbitro" y las instalaciones del club fueron cerradas por cuatro partidos.

Tras los incidentes, los árbitros fueron atendidos en hospitales de contusiones por todo el cuerpo y crisis de ansiedad.

A su vez, una de las acusadas, madre de un jugador del San Jerónimo, ha ratificado ante el juez su denuncia contra un linier por agredirla con un banderín en el pecho, lo que presuntamente le produjo una contusión leve.

La primera sentencia absolvió a este linier e impuso una multa de 270 euros a cada uno de seis agresores, así como la obligación de indemnizar a los árbitros en 3.900 euros, 1.620 y 210 euros.

El juicio se ha repetido por orden de la Audiencia de Sevilla, que anuló la primera condena a seis personas del San Jerónimo porque uno de los futbolistas, F.J.A.N., fue citado al juicio sin facilitarle ningún tipo de información sobre los hechos que le imputaban, por lo que se incurrió en un vicio de nulidad.

  • 1