lunes, 21 octubre 2019
00:37
, última actualización
Local

El fracaso de un pacto por el empleo precede la cita de Chaves con PP e IU

La cita hoy del presidente de la Junta con los líderes de la oposición para cerrar un gran acuerdo por el empleo en plena crisis es ya un sándwich de bronca. Se celebra un día después de que los partidos fracasaran en el Parlamento al cerrar un pacto y dos antes de la manifestación que los populares tienen el domingo.

el 15 sep 2009 / 22:34 h.

TAGS:

La cita hoy del presidente de la Junta con los líderes de la oposición para cerrar un gran acuerdo por el empleo en plena crisis es ya un sándwich de bronca. Se celebra un día después de que los partidos fracasaran en el Parlamento al cerrar un pacto y dos antes de la manifestación que los populares tienen el domingo.

"Seguro que hay zonas de encuentro, seguro, eso es lo que tenemos que intentar". Así se despidió Manuel Chaves de Javier Arenas en el Parlamento horas antes de que hoy se den los buenos días en la Casa Rosa. El líder del PP, que fue quien solicitó el encuentro, repitió que va "sin esperanzas" porque es la séptima vez que Chaves "le lleva a su despacho" para nada, sostuvo.

El dirigente de la oposición demandó papeles para cerrar un acuerdo mientras lucía una pegatina en la solapa que arenga a salir a la calle el domingo en la manifestación "por el empleo" convocada en Málaga. Esperan reunir a más de 15.000 personas en un cita con la que, admiten en privado, quieren mostrar la crispación social contra el Gobierno en mitad de la tremenda sacudida económica. "Arrimarán el hombro cuando dejen de concebir la crisis como una oportunidad para arañar votos", aseguró Chaves, quien confió en que Arenas no salga hoy de la reunión con "el no a todo" y que "marque un compás de espera".

La Junta convocó la cita cuando ya se conocía la agenda del PP y la fecha del 15 de febrero para su protesta. Las dos partes ya admiten que hoy no acordarán nada, igual que ocurrió ayer en el Parlamento pese a discutirse dos iniciativas -una socialista y otra popular- con el mismo objetivo de fraguar un gran acuerdo político contra la crisis. A todos se les llena la boca con la importancia de que los ciudadanos perciban unidad política pero por ahora son sólo palabras.

Fue el PP quien a mediados de enero y en una comparecencia de Chaves en la Cámara, reclamó al presidente emular los Pactos de La Moncloa cerrados en la Transición entre los partidos y los agentes económicos y sociales. Desde ese mismo momento Chaves ya descartó mezclar en la concertación social, que reúne a Gobierno, sindicatos y empresarios, a la oposición, ayuntamientos y diputaciones. CCOO, UGT y la Confederación de Empresarios de Andalucía también han rechazado tajantemente mezclar a la oposición. Los socialistas alegan que el Estatuto y la Constitución dejan claro quienes son los protagonistas de la paz social.

En este aspecto formal, se enredaron ayer los partidos como excusa para la confrontación dejando escapar la oportunidad de sellar un primer consenso en la Cámara. IU, que asiste como convidado de piedra a la bronca de los dos grandes, descartó participar de cualquier propuesta "pensada para el lucro político" de quien la formula y dejó claro que su objetivo hoy es "rematar el capitalismo".

Si el rifirrafe de Chaves y Arenas fue áspero, la acritud subió entre los segundos espadas. Abrió fuego el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, en una intervención no pensada para el acuerdo. Calificó las medidas anticrisis del Gobierno de "monumental fracaso", acusó al andaluz de ser "el único presidente del mundo que rechaza la mano tendida de la oposición" y dijo que "no se trata de fotos sino de acuerdos". "Chaves va a acabar con el carrete con tanta foto intentando reducir los efectos de la manifestación", aseguró Sanz. "No se resuelven los problemas de los parados con demagogia", replicó el vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro. Confió en que a partir de hoy se abra "una nueva oportunidad de diálogo". Pero ya dejó claro Arenas que él prefiere esperar al lunes.

  • 1