jueves, 12 diciembre 2019
09:11
, última actualización
Local

El ‘no’ al pacto fiscal enfrenta a socialistas andaluces y catalanes

El PSC reprocha a Griñán que "intente atacar a Cataluña para distraer la atención de otros temas".

el 09 jul 2012 / 20:41 h.

TAGS:

El rechazo frontal del PSOE andaluz al pacto fiscal que pretende el Gobierno catalán enfrentó ayer a los socialistas andaluces con prácticamente todos los partidos del arco parlamentario catalán, pero especialmente con sus homólogos del PSC. Su secretario general, Pere Navarro, exigió al líder socialista andaluz, José Antonio Griñán, que se ocupe de los asuntos de su tierra. "A los compañeros de Andalucía sólo les puedo decir una cosa: que continúen defendiendo los intereses de su tierra, que yo defenderé por encima de todo los de Cataluña, opinen lo que opinen los socialistas andaluces", dijo.

El PSOE-A aprobó el sábado, en el 12º congreso regional, una resolución contra el modelo fiscal que planea la Generalitat (gobernada por CiU), y que tiene el apoyo "parcial" de los socialistas catalanes (PSC). La resolución rechaza que se "se pretendan privilegios al margen de la Constitución" y que "se alienten desigualdades entre las autonomías" que "impongan de forma injusta un perjuicio para los ingresos" de Andalucía. Durante el congreso Griñán también le pidió al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se opusiera al pacto fiscal catalán y defendiera "la España de la igualdad sin privilegios".

Las palabras de Griñán llegaron ayer a Cataluña como si fueran gasolina derramada, a sólo dos días de que los grupos celebren una reunión para intentar cerrar el modelo del pacto fiscal. El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, aseguró estar "harto de que se diga que somos una región privilegiada si se nos concede el pacto fiscal cuando los catalanes tenemos menos servicios y más caros". Homs dijo que las palabras de Griñán le habían causado "indignación total": "Que dejen de decir cosas que son falsas y de construir discursos incendiarios basados en mentiras".

Los socialistas catalanes fueron más duros con Griñán. Navarro incluso llegó a afirmar: "Me parece mal que haya quien intente atacar a Cataluña para distraer la atención de otros temas". El PSC sostiene que ayudará a "flexibilizar" la fórmula del pacto fiscal para mejorar la financiación de Cataluña. "La solidaridad no puede ser injusta con los solidarios. Tan socialista es la solidaridad como la justicia", dijo. Desde ICV (la izquierda catalana), su portavoz, Laia Ortiz, calificó de "lamentable que Griñán tome la estrategia de confrontación territorial" y que la actitud del PSOE-A no hace "ningún favor" al PSC. La secretaria general de ERC, Marta Rovira, instó a los socialistas catalanes a explicarle a Griñán las cifras del déficit fiscal catalán". "Que Navarro les explique este modelo de financiación que genera expolio fiscal y representa déficit social", dijo.

El PP catalán es el único que se opone férreamente al pacto fiscal. Su presidenta, Alicia Sánchez Camacho, recordó que la excandidata a liderar el PSOE, Carme Chacón, se unió a Griñán en el rechazo al pacto fiscal y "evidencia la debilidad interna" del PSC.

El PSOE-A respondió a la lluvia de críticas reafirmando su posición: "Griñán seguirá luchando por un Estado de las autonomías en igualdad y sin privilegios", dijo el nuevo número dos del partido, Mario Jiménez. "El PSOE-A no acepta planteamientos revisionistas como el cuestionamiento de la viabilidad del sistema autonómico por parte del PP, la recentralización de competencias o las amenazas de intervención a las autonomías", concluyó.

  • 1