martes, 19 octubre 2021
14:22
, última actualización
Local

'El PP necesita 104 Zoidos para las elecciones, un en cada municipio'

José Luis Sanz volverá a ser elegido mañana presidente del PP de Sevilla en un congreso en el que es la única candidatura. Su perfil refleja la apuesta del partido: recuperar los municipios del área metropolitana como eje para rebajar la diferencia con el PSOE en la provincia.

el 15 sep 2009 / 19:00 h.

TAGS:

Tras un año en el cargo, José Luis Sanz volverá a ser elegido mañana presidente del PP de Sevilla en un congreso en el que es la única candidatura. Su perfil refleja la apuesta del partido: recuperar los municipios del área metropolitana como eje para rebajar la diferencia con el PSOE en la provincia.

-Javier Arenas ha situado Sevilla como el eje de su estrategia para los próximos cuatro años. ¿Qué recetas tiene el PP para rebajar la diferencia que le separa del PSOE en la provincia?

-Sevilla es la clave del cambio político en Andalucía. El cambio político, que va a llegar, no pasa ni por Almería, ni por Málaga, donde el PP saca ya unos magníficos resultados, sino que pasa por Sevilla. El PP de Sevilla será el que lidere el cambio político en Andalucía. ¿Qué recetas? No son fáciles. Pero este partido tiene ya fórmula para ganar las elecciones, que se ganan estando en la calle. Este partido ha demostrado ya que sabe ganar en la calle. Porque en la capital ganó Juan Ignacio Zoido. También en Espartinas, Pilas, Morón o Tomares... La fórmula la tenemos. Hay que trasladarla al resto de municipios. Tenemos que tener 104 Zoidos. Juan Ignacio da todos los días lecciones de cómo se ganan unas elecciones.

-En su ponencia, Zoido habla de acercar el partido a los vecinos, ¿sigue el PP demasiado lejos de los barrios?

-Zoido da todos los días lecciones de cómo ganar elecciones. Se ganan en la calle. Estando en el foco de los problemas, y precoupándose por los que realmente preocupan a los vecinos. Los políticos pecamos de hablar de temas que no le importan a nadie. Hay temas importantes, como la financiación autonómica, la deuda histórica o el pacto local que, aunque son importantes, desgraciadamente no están en el día a día de la calle. Las elecciones se ganan en el foco de los problemas.

-¿Qué representa este congreso en esa estrategia? ¿Será un punto de inflexión, un intento de relanzar ya las campañas?

-Es el último congreso en el que el PP va a estar en la oposición. Es el congreso del optimismo. El PP de Sevilla va a protagonizar el cambio político en Andalucía consiguiendo que en las próximas elecciones el PP tenga unos magníficos resultados. Será el congreso del cambio.

-¿Es positivo para un partido llegar al congreso de esa importancia con una sola candidatura?

-No es ni bueno ni malo. En Andalucía no ha habido al final alternativas en ningún congreso... Pero ha habido oportunidad de que se presentarán otras listas, aunque no lo han hecho. El militante y el compromisario ha entendido que era la mejora opción. Refleja una realidad ahora, que es que la mayoría de los compromisarrios piensa que la mejor opción es que yo sea presidente. De todas formas, no creo en los personalismos. Creo que da igual quien sea el presidente del PP de Sevilla. Se llame José Luis Sanz o Zoido. Lo importante es que ese presidente conforme el mejor equipo posible para afrontar el reto del PP en estos años.

-El lema vuelve a la idea del centro...

-Ése es el lema general que nos mandó la dirección regional del partido, pero nosotros hemos elegido otro lema, La hora de Sevilla. Queremos reflejar que éste es el congreso en el que el PP de Sevilla debe protagonizar el cambio.

-Pero se mantiene el lema Sevilla en el centro, ¿Sigue el PP con el lastre de una imagen de partido de derecha en la provincia?

-No, los resultados del PP de Sevilla no se deben a una visión derechizada del partido. Esa etapa se superó hace tiempo. Lo hizo Javier Arenas. A día de hoy todo el mundo sabe que el PP es un partido de centro. Los resultados se deben a la estructura territorial del PSOE, muy sólida y consolidada, y a que tiene una forma de usar las instituciones de forma sectaria y partidista. Usa desde hace tiempo la Diputación como un instrumento más de su maquinaria electoral.

-Al margen de la capital, la clave electoral puede estar en el área metropolitana. ¿Será su gran apuesta para estos años?

-Los 104 municipios de la provincia son importantes, pero hay una serie de municipios en el área metropolitana donde el PP tiene un margen de crecimiento muy amplia. El área metropolitana de Sevilla es la línea más importante de trabajo que tiene el partido para estos años. Ahí hay un potencial de votos importantes, porque además es un área desatendida por el PSOE y por la Diputación.

-En este contexto, ¿Va el PP a adelantar la elección de sus candidatos a las municipales?

-Sí. Una vez que pase el congreso, lo más importante que tiene que hacer el partido es elegir a sus 104 candidatos que tienen que representar el partido en tres años. Es la prioridad. Cuanto antes los tengamos, antes empezaremos a trabajar y tendrán más posibilidades de éxito. Las cosas que hace bien el PSOE hay que copiarlas. Busca sus candidatos con tiempo y les funciona. Quizás hemos pecado de buscarlos a última hora.

-¿Hay plazos?

-Tras el congreso provincial, vienen los locales, después de Navidad. Cuanto antes cerremos el proceso, antes nos pondremos a trabajar en clave electoral. La campaña pretendo que sea muy larga. Y por lo menos así lo va a pretender el PP de Sevilla.

-¿Habrá muchas caras nuevas?¿Es necesario renovar?

-Habrá que renovar en muchos sitios y en otros no. El PP lleva muchos años renovándose. Habrá que apoyar más decididamente a los candidatos, apostar por ellos. El porcentaje de renovación, no creo que supere mucho el 50%.

-Pero su candidatura y la de Zoido están muy claras...

-Nunca esta claro.. Los alcaldes que están gobernando ahora y que llevan a cabo una buena gestión volverán a ser candidatos. Nos dan ejemplo todos los días de cómo resolver los problemas de los vecinos. Y Zoido es el mejor candidato que puede presentar el PP de Sevilla.

  • 1