domingo, 26 septiembre 2021
04:49
, última actualización
Local

El PP sólo inició el 25% de las VPO de las grandes ciudades

El Pacto por la Vivienda cumple hoy un año y, mientras el PP critica que "sólo fue una foto", Junta y PSOE denuncian el boicot de los ayuntamientos populares al impulso de la VPO. Los datos dicen que las grandes ciudades gobernadas por socialistas han iniciado el 62% de los pisos protegidos este año; las del PP, el 25%.

el 15 sep 2009 / 19:47 h.

TAGS:

m.ureta / i.morillo

El Pacto por la Vivienda cumple hoy un año y, mientras el PP critica que "sólo fue una foto", Junta y PSOE denuncian el boicot de los ayuntamientos populares al impulso de la VPO. Los datos dicen que las grandes ciudades gobernadas por socialistas han iniciado el 62% de los pisos protegidos este año; las del PP, el 25%.

Los partidos hicieron ayer un balance bien distinto del aniversario del Pacto por la Vivienda -que la Junta firmó con los agentes socioeconómicos para promover la construcción de 300.000 VPO en una década-. El líder del PP-A, Javier Arenas, se reunió con el adjunto al Defensor, los agentes de la propiedad, vecinos, consumidores y promotores para escenificar las deficiencias de un acuerdo que, a su juicio, no ha solucionado ni por asomo el problema de la vivienda en Andalucía. El PSOE y la Junta dieron la versión opuesta. Presumieron del impulso dado este año a la VPO y denunciaron el boicot de los ayuntamientos populares a la promoción de estos pisos.

Los datos analizados por este periódico a partir de cifras publicadas por la Consejería de Vivienda confirman esta tesis. Las grandes ciudades -de más de 100.000 habitantes- gobernadas por el PSOE (Sevilla, Jaén, Jerez, Algeciras y Dos Hermanas) han iniciado el 62% de los pisos protegidos desde el 1 de enero hasta el 15 de noviembre. Las grandes urbes donde manda el PP (Almería, Huelva, Cádiz, Granada, Málaga y Marbella), el 25,1%. Completa la lista Córdoba (IU), con un 13% de las viviendas protegidas con calificación provisional, es decir, con el visto bueno legal y administrativo para iniciar la edificación de las casas.

El consejero de Vivienda, Juan Espadas, quiso destacar los "hitos" que se han producido tras la firma del pacto. El más importante, el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, cuyas previsiones para este año casi se han cumplido ya: calificar 14.000 VPO en la comunidad. Espadas advirtió de que los municipios del PP no están siguiendo el ritmo marcado porque los alcaldes "reciben consignas de Arenas" para no colaborar con la Junta. Se sirvió de dos ejemplos contrapuestos: Málaga y Sevilla. La primera ciudad, gobernada por el PP, calificó hasta el 15 de noviembre 71 VPO en venta. La segunda capital, de alcalde socialista, es una de las que más pisos protegidos construye. Hasta esa fecha calificó 1.256 para venta.

Arenas criticó que doce meses después del pacto "sigue sin haber suelo" para VPO y los compradores y promotores no obtienen préstamos a pesar del convenio que la Junta cerró con las cajas y bancos. Consideró que el anteproyecto de la ley del derecho a la vivienda es "ajeno a la Constitución" y que, de quedarse tal cual, lo recurrirán en los tribunales.

Los populares ya han registrado en el Parlamento una proposición no de ley en la que piden que se simplifique toda la normativa urbanística, la creación de un fondo de hipotecas y de avales para ayudar a las familias a pagar los créditos. El presidente del PP-A dijo que su partido apuesta sobre todo por la figura del alquiler con opción a compra y que propondrá que cualquier andaluz con deudas hipotecarias que se quede parado pueda rescatar sin costes su plan de pensiones.

Estrategia. Lejos de esa lectura, los socialistas -que tuvieron ayer una reunión de su ejecutiva- se mostraron convencidos de que el PP ha puesto en marcha una estrategia en la que va a "utilizar" a sus alcaldes para la confrontación de una manera "irresponsable". El vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, denunció la "tibieza" de los alcaldes del PP con el Plan de VPO o la aplicación de la Ley de Dependencia. Ahora, sostienen, quiere hacer fracasar los planes de empleo municipales. "Vamos a estar muy vigilantes y a ser muy firmes para que los ayuntamientos del PP cumplan", avisó Pizarro, convencido de que los alcaldes populares pondrán "dificultades". Las capitales del PP podrán optar a 34 de los 300 millones con los que la Junta ha reforzado el plan estatal (1.400 millones).

  • 1