martes, 22 octubre 2019
22:03
, última actualización
Deportes

España vuelve al Sánchez Pizjuán después de catorce años

Todavía hay aroma a derbi en Nervión y el estadio del Sevilla se prepara ya para otra gran cita, ni más ni menos que el regreso de la selección, catorce años después de su último encuentro allí. El Pizjuán acoge el miércoles un amistoso entre los campeones de Europa y el país que inventó el fútbol, ahí es nada.

el 15 sep 2009 / 22:21 h.

Todavía hay aroma a derbi en Nervión y el estadio del Sevilla se prepara ya para otra gran cita, ni más ni menos que el regreso de la selección, catorce años después de su último encuentro allí. El Pizjuán acoge el miércoles un amistoso entre los campeones de Europa y el país que inventó el fútbol, ahí es nada.

Dentro de poco más de un mes se cumplirán catorce años desde que España sumó un puntito frente a Bélgica en la quinta jornada de la fase clasificatoria de la Eurocopa'96. La trascendencia de aquel encuentro no pasa por su resultado (fue uno de los dos únicos empates que cedió la selección en toda la clasificación), sino porque fue el último partido jugado por el combinado nacional en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Después de aquello, la roja regresó a Sevilla para disputar un choque más en el Benito Villamarín y tres en La Cartuja, pero nunca más retornó a Nervión... hasta ahora. El miércoles, España vuelve a uno de sus estadios talismán, al fortín donde jugó 23 veces y no perdió jamás, al segundo campo que más veces ha sido su sede, sólo por detrás del Santiago Bernabéu.

Aquella noche del 29 de marzo de 1995, España era dirigida por Javier Clemente y la alineación fue Zubizarreta; Belsúe, Nadal, Abelardo, Sergi; Donato, Hierro; Luis Enrique, Julen Guerrero (Higuera, m. 54), Amavisca; y Salinas (Pizzi, m. 65). La selección se adelantó con un gol de Guerrero (m. 24) y los belgas empataron dos minutos después gracias a Degryse. No fue citado ni un futbolista del Sevilla y sí uno del Betis: Cuéllar. Como ahora (sólo va un verdiblanco, Juanito).

Sólo cinco empates. Es muy raro que España no gane cuando juega en el Pizjuán. Su palmarés como casa de la selección es casi impoluto: 23 partidos, 18 victorias, 5 empates y ninguna derrota. De esos encuentros sin victorias, sólo tres fueron oficiales: un 0-0 frente a la URSS en la clasificación de la Eurocopa 72, un 0-0 ante Eire en la previa del Mundial 94 y el citado 1-1 con Bélgica.

Por el contrario, el estadio sevillista albergó victorias fundamentales, como el 5-1 ante Eire en los cuartos de final de la Eurocopa 64 ó el 1-0 sobre Dinamarca aquella noche en la que Zubizarreta fue expulsado, Cañizares evitó la derrota e Hierro consiguió el gol que clasificaba al equipo para el Mundial de Estados Unidos. Y ahora llega Inglaterra, que curiosamente nunca ha jugado en Sevilla.

  • 1