sábado, 18 septiembre 2021
13:23
, última actualización
Local

García-Gasco apela a 'una implicación personal contra la pobreza'

El cardenal Agustín García-Gasco apela a los fieles cristianos a una "implicación personal contra la pobreza" ya que, considera que "la negativa situación económica del país y el aumento continuado del desempleo exige que los cristianos sepamos estar a la altura de los tiempos".

el 15 sep 2009 / 21:39 h.

TAGS:

El cardenal Agustín García-Gasco apela a los fieles cristianos a una "implicación personal contra la pobreza" ya que, considera que "la negativa situación económica del país y el aumento continuado del desempleo exige que los cristianos sepamos estar a la altura de los tiempos", según informaron en un comunicado fuentes del Arzobispado.

Así, en su carta de esta semana, el cardenal invita a "todas las parroquias, comunidades cristianas, y centros educativos y de formación a que extremen su sensibilidad ante la nueva realidad de retroceso económico" para que "no falte una respuesta a esta nueva realidad que se presenta en la sociedad".

El purpurado lamenta que "los problemas de desarrollo, de las ayudas y de la cooperación internacional se afrontan, a veces, como meras cuestiones técnicas" sin que las personas "se impliquen de modo efectivo cuando, la lucha contra la pobreza necesita hombres y mujeres que vivan en profundidad la fraternidad", afirma.

Igualmente, en su carta, titulada 'Implicación personal contra la pobreza', anima a "corregir la ambigüedad de la globalización con prudente sabiduría para que se tengan en cuenta las exigencias de los pobres de la tierra". En este sentido, el purpurado considera "imprescindible superar el escándalo de la desproporción existente entre la pobreza" y poner en marcha "las medidas para afrontarla".

Para García-Gasco, se trata de una "desproporción cultural, política, moral y espiritual, que con frecuencia se limita a las causas superficiales e instrumentales de la pobreza, sin referirse a las que están en el corazón humano, como la avidez y la estrechez de miras".

El cardenal recuerda que la Doctrina Social de la Iglesia "siempre se ha interesado por los pobres", y añade que hoy "tiende a clarificar las relaciones entre pobreza y globalización, y a orientar la acción hacia la construcción de la paz". Además, insiste en que "el amor preferencial por los pobres, a la luz del primado de la caridad, comporta contar con ellos y situarlos en el primer puesto en la lucha contra la pobreza y a favor de su propio desarrollo".

"CAMBIAR ESTILOS DE VIDA" En su escrito, el purpurado remarca que "nunca la Iglesia regateará su esfuerzo en beneficio de los pobres porque en ellos contempla a Cristo". Del mismo modo, subraya que la lucha contra la pobreza "no se trata principalmente de distribuir lo superfluo, sino de cambiar los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo y las estructuras de poder consolidadas hoy en la sociedad".

Al respecto, García-Gasco recuerda las palabras del papa Benedicto XVI en su mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la Paz donde destaca que "combatir la pobreza es construir la paz".

Por otro lado, el cardenal también resalta que el reciente centenario de Fontilles y la festividad de San Vicente Mártir celebrada son "ejemplos del poder transformador de la valentía de la fe y de la iniciativa social contra la exclusión de los marginados".

  • 1