jueves, 01 octubre 2020
21:46
, última actualización
Local

Hallan muerto a un empresario en Marbella tras un día desaparecido

El empresario del cemento Fernando Moreno apareció ayer muerto en Marbella un día después de que su familia denunciara su desaparición. El cadáver no presentaba aparentes signos de violencia pero la principal hipíotesis barajada por la Policía es el secuestro. Foto: EFE:

el 15 sep 2009 / 21:35 h.

TAGS:

El empresario del cemento Fernando Moreno apareció ayer muerto en Marbella un día después de que su familia denunciara su desaparición. El cadáver no presentaba aparentes signos de violencia pero la principal hipíotesis barajada por la Policía es el secuestro.

El cadáver de Fernando Moreno, de 75 años, apareció a última hora de la mañana de ayer en la carretera entre Marbella e Istán, en las cercanías de un depósito de agua, sin signos de violencia. Un día antes, sus familiares habían denunciado su desaparición en el pequeño municipio de San Pedro de Alcántara, en Marbella. La hipótesis que cobra más peso para la Policía Nacional es el secuestro.

El cuerpo del empresario fue trasladado por la tarde al Instituto Anatómico Forense de Málaga para realizarle la autopsia que determinará las causas de la muerte, aunque la Policía insistió en que el cadáver no presentaba signos de violencia. Fuentes de la familia aseguraron a Europa Press que "todo está en manos de la Policía" y declinaron decir nada sobre si pudo ser o no un secuestro. "La familia está destrozada por el acontecimiento", añadieron.

Los investigadores estuvieron algo más de tres horas en el lugar de los hechos recabando pruebas. Sobre las seis de la tarde los servicios funerarios procedieron al levantamiento del cadáver tras la autorización del juez de guardia. Varios trabajadores de la empresa del fallecido, Hormigones San Pedro, se acercaron al lugar donde fue encontrado y contaron que se le perdió la pista el miércoles "después de que saliese a dar un paseo como hacía diariamente".

Hasta la vivienda del empresario, situada en la céntrica calle sampedreña Marqués del Duero, se acercaron numerosos familiares y amigos, entre ellos el teniente alcalde de San Pedro de Alcántara, Miguel Troyano; la concejala de Seguridad Ciudadana, Francisca Caracuel; y el edil de Playas y Medio Ambiente, Antonio Espada, que además es primo del fallecido.

Moreno tenía una empresa familiar vinculada al sector de la construcción en dicha localidad malagueña, que fue fundada hace 40 años. La última pista que se tenía del empresario era del miércoles sobre las diez de la mañana. De hecho, los familiares de la víctima denunciaron su desaparición esa misma mañana.

Además, según informó la Cadena SER, el nombre de Moreno aparecía en una información que la Policía requisó a una banda del Este en Torremolinos.

El antecedente, en Cádiz. El pasado mes de junio, un empresario de Sanlúcar de Barrameda, Rafael Ávila, desapareció sin dejar rastro. Dos semanas después fue liberado por los geos en una vivienda rústica de Almonte. La víctima, dueño de una asesoría fiscal, estaba custodiado por dos españoles, que fueron detenidos por la Policía. En Sevilla fueron arrestadas otras dos personas. Los captores habían solicitado a la familia inicialmente el pago de dos millones de euros (anteriormente le exigieron diez), que debían entregar el mismo día en que fue liberado Ávila.

  • 1