viernes, 17 septiembre 2021
14:20
, última actualización
Local

Indonesia y Tailandia recuerdan a las víctimas del tsunami de 2004

Indonesia y Tailandia recordaron con distintas ceremonias a las cerca de 175.000 personas que murieron en el tsunami (ola gigante) que arrasó parte de los litorales de esos países hace cuatro años.

el 15 sep 2009 / 20:25 h.

TAGS:

Indonesia y Tailandia recordaron con distintas ceremonias a las cerca de 175.000 personas que murieron en el tsunami (ola gigante) que arrasó parte de los litorales de esos países hace cuatro años.

Tailandia, con 5.395 víctimas mortales, 445 personas que siguen dadas por desaparecidas y 388 cadáveres aún por identificar, organizó los actos más ceremoniosos, posiblemente porque entre los fallecidos destaca Khun Bhumi Jensen, nieto del rey Bhumibol Adulyadej. Hijo de la princesa Ubolratana Rayakanya, la mayor del soberano, y del estadounidense Peter Ladd Jensen, Khun Bhumi, o Khum Poom, su nombre más popular, era autista y murió a los 21 años.

El tsunami de 2004, que se formó frente a la isla indonesia de Sumatra, se abatió sobre las costas de seis provincias del sur tailandés: Krabi, Phang-nga, Phutet, Ranong, Satun y Trang.

El ministro de Educación tailandés, Jurin Laksanawisit, presidió una de las ceremonias, que liberaró al mar 177 velas encendidas flotantes. El parque en memoria del tsunami de Ban Nam Khem acogió a su vez rituales budista, cristiano e islámico en recuerdo de las víctimas.

Varios miles de personas se congregaron en Banda Aceh, la capital de la provincia de Aceh y el lugar de Indonesia más castigado por el tsunami, para recordar a los "mártires" de la catástrofe, en palabras del gobernador, Ramli Mansur.

Casi la totalidad de 168.000 muertos y tres millones de personas damnificados por el desastre pertenecen a Aceh, provincia que ocupa el norte de la isla de Sumatra y frente a cuya costa estuvo el epicentro del terremoto de 8,9 grados de magnitud que formó las olas gigantes.

Las autoridades indonesias han invertido en la reconstrucción de Aceh el 93,1 por ciento de los 7.200 millones de dólares (5.151 millones de euros) que la comunidad internacional donó. La destrucción inmensa que sufrió Aceh, con pueblos costeros completamente borrados del mapa, ha dejado paso en cuatro años a nuevas casas, escuelas, ambulatorios, carreteras y puentes, en una actividad laboral que reavivó la economía local. Los acehnenses temen ahora, con la tasa de desempleo en torno al diez por ciento, que cuando se acabe el dinero de la reconstrucción vuelvan los malos tiempos.

  • 1