jueves, 03 diciembre 2020
07:32
, última actualización
Local

Israel continúa su ofensiva a la espera del ataque definitivo

Las tropas israelíes y las milicias palestinas continuaron sus enfrentamientos en Gaza, en el decimoséptimo día de una ofensiva del Estado judío que podría entrar pronto en su tercera fase y que ayer se cobró 20 vidas palestinas. Con miles de reservistas israelíes acantonados en la frontera con Gaza, el futuro de la operación Plomo Fundido, en la que han muerto 917 palestinos y otros 4.100 resultaron heridos, depende de las gestiones diplomáticas en El Cairo con los islamistas de Hamás. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:04 h.

TAGS:

Las tropas israelíes y las milicias palestinas continuaron sus enfrentamientos en Gaza, en el decimoséptimo día de una ofensiva del Estado judío que podría entrar pronto en su tercera fase y que ayer se cobró 20 vidas palestinas.

Con miles de reservistas israelíes acantonados en la frontera con Gaza, el futuro de la operación Plomo Fundido, en la que han muerto 917 palestinos y otros 4.100 resultaron heridos, depende de las gestiones diplomáticas en El Cairo con los islamistas de Hamás. Aún así, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU condenó ayer a Israel por su actual ofensiva y exigió el cese de los ataques. Además, médicos en Gaza y organizaciones internacionales advirtieron que Israel podría estar utilizando bombas de fósforo blanco en zonas densamente pobladas, lo que supondría una violación de la legislación humanitaria internacional.

Las últimas víctimas palestinas son tres civiles, uno de ellos un profesional sanitario, que murieron en un bombardeo aéreo sobre un edificio de cuatro pisos de la localidad de Yabalia, en el norte de Gaza y un ataque que dejó también una decena de heridos. Moaweya Hasanien, jefe de emergencias en la franja, dijo que se trata del décimo tercer profesional sanitario muerto desde que Israel comenzó su ofensiva, en la primera semana sólo por aire y desde entonces también por tierra y mar. Poco antes, otros dos civiles murieron en un bombardeo desde el aire contra la plaza Palestina de Gaza capital, que las tropas israelíes regulares cercan desde el sureste y el norte.

Israel intensificó sus ataques aéreos y bombardeos de artillería en las afueras de Gaza capital y en el norte de la franja, mientras por tierra, informaron fuentes del brazo armado del movimiento islamista, las Brigadas de Izadin Al-Kasam, entablaron combate con fuerzas israelíes en el sur y el este. Intensos combates tuvieron lugar también en el barrio Tufah de la ciudad de Gaza y al este del campo de refugiados de Yabalia.

Las Brigadas anunciaron ayer que en uno de estos choques logró capturar a un soldado israelí en el norte de la franja, que murió, con varios milicianos, al ser atacados desde el aire. "Esta vez hemos fracasado en capturar a un soldado, pero tenemos planeado seguir intentándolo en el futuro y estamos convencidos de que tendremos más éxito", reza el comunicado del brazo armado de Hamás. El Ejército israelí desmintió la captura de alguno de sus hombres.

Un portavoz militar señaló a Efe que, desde la medianoche del domingo al lunes, el Ejército ha llevado a cabo ataques contra alrededor de 60 objetivos, entre ellos una patrulla de cinco hombres armados de Hamás y una mezquita que se utilizaba como almacén de armas en el norte de Gaza. Atacaron asimismo túneles subterráneos que conectan la franja y el Sinaí egipcio, precisó el portavoz.

Desde que comenzó la ofensiva, el llamado corredor fronterizo de Filadelfia es uno de los objetivos más atacados por los bombarderos israelíes, que tratan de destruir cuántos más túneles para impedir el contrabando de armas. Israel ve en la interrupción de este contrabando una de las claves para declarar el fin de la ofensiva Plomo Fundido y las gestiones diplomáticas de la comunidad internacional, sobre todo de Egipto, se centran en transferir el control de ese corredor fuera de las manos de Hamás. Por los túneles que cruzan esa frontera ingresaron a Gaza los cohetes Katiusha y Grad. Según el ejército israelí, los cohetes lanzados por las milicias se han reducido alrededor de un 50% desde que se inició la ofensiva militar.

  • 1